entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

¿HACER DINERO HACIENDO LO QUE AMAS?

Para convertir tu proyecto en algo grande que te permita ganar dinero deberás alinea tu amor diario, tus habilidades y el mercado al que puedes servir.

Por: Claudia M. Sheppard Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

¿Es un mito ganar dinero haciendo lo que más te gusta?

No es ningún mito. Sí se puede.

Tal vez has estado trabajando en algún proyecto durante cierto tiempo y aún no ves los resultados que quieres. Incluso estás empezando a desesperarte y a pensar seriamente en abandonarlo y emprender otra idea.

Muchos tiran la toalla pronto. Es muy común. Según el Instituto del Fracaso, el 75% de los emprendimientos cierran sus puertas en menos de dos años. Suena desmoralizante, ¿verdad?

No estás solo. No eres la única persona que está luchando por convertir su proyecto en algo grande. Quiero ofrecerte algunas ideas que puedes poner en práctica para conseguirlo.


He tenido el privilegio de conocer a muchas personas que lograron traducir su pasión o hobby en una fuente de ingresos. Y, lo más interesante, es que sus historias muestran un patrón de comportamientos común.

Generar dinero a partir de algo que haces muy bien puede ser complicado si no tienes claridad desde el inicio. Hay emprendedores con mucho talento y grandes habilidades, que empiezan con grandes ideas y mucha energía, pero que al cabo de cierto tiempo terminan renunciando muy frustrados por no haber producido los ingresos que se habían propuesto.

Si te ha pasado a ti, que a pesar de todo tu esfuerzo no logras generar el ingreso que deseas, déjame decirte que la raíz del problema y también de la solución se encuentra justo antes de lanzar tu producto o servicio.


El emprendimiento suele ser un proceso en el que se piensa en casi todo: el mercado, el producto o servicio, el canal, los competidores, entre muchos otros, y se deja hasta el final el principal tema: la monetización.

Así que, el primer paso es saber qué quieres lograr, pero siempre manejando tus expectativas. Las grandes frustraciones vienen de grandes expectativas. A continuación te ofrezco dos recomendaciones:

Amor diario

Los negocios son más fáciles de monetizar de forma exitosa cuando haces algo que amas. Cuando disfrutas lo que haces, y no solo lo haces por dinero, es más fácil entregarte y dar ese esfuerzo extra que se requiere.

Le pones corazón, le dedicas más tiempo, más de ti en cuerpo, alma y mente. Incluso involucras a una persona o más para que hagan lo mismo que tú. Con ese nivel de compromiso y entrega, cuando las cosas se ponen difíciles, haces todo por superar los obstáculos. Cuando amas lo que haces, justamente eso que haces te inyecta más energía. Es lo que te levanta emocionado todos los días. Este punto es muy importante, porque es lo que moldea todo lo que viene después.


Si estás dedicándole todo tu ser a un proyecto, en medio de la natural incertidumbre y adversidad que experimenta un emprendedor, y eso que haces no está alineado a tu pasión, es muy probable que sufras y te frustres muy pronto.

Por eso, la primera pregunta que debes hacerte, antes de emprender, es si amas lo que vas a hacer. Este paso es justamente el que se salta la mayoría de las personas.


Monetizar

Cuando quieres generar “cash”, flujo, dinero líquido, “pesitos”, tienes que considerar que hay ventanas de tiempo. El dinero vendrá después de cierto trabajo previo y/o de una inversión inicial. El plazo puede variar de días, semanas a varios meses, antes de que puedas producir ingresos sostenibles y constantes.


Para acortar el proceso de generación de ingresos de tu pasión o hobby, te ofrezco estos pasos:

1. Ten claridad de tu pasión

Pasión es aquello en lo que invertirás tu tiempo, tu vida. No es algo espontáneo o mágico, que llega de modo misterioso o caprichoso, ni que encuentras bajo una piedra. Muchas personas se frustran porque creen que la pasión es algo que deben descubrir, como si fuera un destino. La realidad es que la pasión es algo que desarrollas, que vas descubriendo en la práctica cotidiana, que te hace feliz. ¿Qué es lo que amas hacer todos los días?

2. Alinea tu pasión con tus habilidades

La mayoría de las personas se saltan estos pasos creyendo que harán mucho dinero y muy rápido en negocios ideados por otros. Que “el pasto del vecino siempre es más verde que el propio”. Si tu escoges un proyecto o negocio basado solo en cuánto dinero te puede generar, te la pasarás persiguiendo el dinero. Tómate el tiempo para alinear estas dos cosas, tu pasión y tus habilidades, porque esto garantizara un proceso más satisfactorio y exitoso.


3. Identifica los pain points

Se trata de encontrar un mercado que necesite algo y que esté dispuesto a pagar por ello. Suele pensarse que lo importante es encontrar personas que paguen, cuando lo importante es identificar necesidades y disposición para contratar o pagar soluciones.

4. Diseña tu oferta, producto o servicio para un nicho específico

Sobre todo, asegúrate que esté basado en el tipo de personas con las que quieres trabajar. Es decir, piensa en el tipo de personas que te hacen feliz y con las que quisieras establecer una relación de negocio. Describe tan exhaustivamente como puedas sus dolores, miedos, deseos, su situación actual, educación, historia, contexto, etcétera. Esto te ayudará a crear estrategias efectivas y enfocadas de mercadotecnia.


5. Trabaja en un plan de mercadotecnia

Quiero decir, crea un plan sobre cómo te conectarás con ellos. Facebook en sí no es un plan. Es una herramienta que te ayuda en tu plan. El 20% de las ventas no vienen de esa red, sino de sus bases de datos. Crea bases de datos de forma continua y construye relaciones. Mantén una relación basada en mensajes simples y que conecten. Tu plan debe tener como propósito crear una relación con tu audiencia y después comunicar lo que tienes disponible. Muchas personas basan su negocio solo en vender en lugar de basarlo en servir.

Recuerda que antes de monetizar hay mucho trabajo por hacer. Alinea tu amor diario, tus habilidades y el mercado al que puedes servir te ayudará a generar un ingreso en el menor tiempo posible. ¿Qué harás ahora?

Claudia M. Sheppard es emprendedora mexicana, estratega y coach de negocios, CEO y Fundadora de The Latin Powerhouse. Contáctala en: [email protected]

También en esta edición

Compartir