entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Tecnología

LA ADOPCIÓN TECNOLÓGICA Y EL EQUILIBRIO ENTRE PRODUCTIVIDAD Y BIENESTAR

Conoce cómo es que las Pymes mexicanos se adaptan al trabajo híbrido con el apoyo de la tecnología.

Por: Entrepreneur Staff Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

No es ningún secreto que el COVID-19 cambió el mundo de manera generalizada y profunda, impactando a todos los sectores de la sociedad. Las Pymes no fueron una excepción, ya que se enfrentaron a desafíos en medio de interrupciones sin precedentes, pérdida de clientes, problemas de flujo de efectivo y cambio rápido al trabajo remoto.

En un periodo de dos semanas, el mundo cambió de una cultura de oficina de 9:00 a 5:00 a una en la que todos construían oficinas en casa para trabajar, indefinidamente, de forma remota. En este entorno, la flexibilidad y la resiliencia demostraron ser activos fundamentales.


Nuevas herramientas y habilidades

El camino hacia la prosperidad comienza con la adopción tecnológica, que incluye un giro hacia el trabajo híbrido, el dominio de nuevas herramientas y habilidades y un mayor enfoque en la seguridad. A medida que comience la recuperación económica, las Pymes serán la fuerza impulsora de la prosperidad económica y los motores de crecimiento en un nuevo mercado digital.

A pesar del aumento de la productividad, es comprensible que las personas hayan luchado con el equilibrio entre el trabajo y la vida, incluido cuándo tomar los descansos tan necesarios y la salud mental en general debido a la falta de variedad en el entorno diario.


Tecnología para impulsar la productividad

Sin embargo, con algunas de estas dificultades aparecieron puntos brillantes inesperados. La rápida transformación a entornos de trabajo híbridos, que combina lo mejor del control remoto con el dinamismo y la comunicación en persona, permitió a las empresas mantenerse productivas y, al mismo tiempo, gestionar el bienestar de los empleados.

Por ejemplo, la tecnología permitió que As Deporte obtuviera todos los objetivos planteados al comienzo del proceso de transformación digital. La empresa logró consolidar el proceso de compras y mejorar el de inventarios de los equipos de logísticas para cada acto deportivo, además de reducir costos operativos por cada evento, ahorrando aproximadamente un 35%. Por esta razón, durante la pandemia del COVID-19, logró la continuidad y mantenimiento de sus operaciones.


Con Microsoft 365, As Deporte consiguió maximizar la colaboración y comunicación entre sus colaboradores, quienes, al tener las herramientas necesarias para un mejor desenvolvimiento laboral, lograron aumentar su productividad.

Con el uso de Teams, la plataforma de trabajo y comunicación, así como de Planner, la herramienta de planificación de Office 365, el personal de la empresa mexicana alcanzó un nivel optimizado en la metodología y los procesos para la planificación y administración de los eventos deportivos.

Con la tecnología de comunicación, ofimática y de seguridad, As Deporte logró modernizar el lugar de trabajo, mejorar la seguridad y así implementar el trabajo remoto.


En busca del equilibrio

En términos de bienestar, mientras la gente pasaba por un estrés sin precedentes, tratando de equilibrar el cuidado de los niños y el trabajo desde la sala de estar con perros que ladraban, algo cambió; el trabajo se volvió más humano. Casi el 40% de los encuestados dijeron que se sienten más cómodos llevándose al trabajo por completo que antes de la pandemia, y uno de cada seis se volvió más vulnerable al llorar con un colega.

En México, el 49% de los que respondieron a una encuesta de Microsoft sintió que, dada la pandemia, el mayor cambio al que se enfrentaron las Pymes fue adaptarse al trabajo remoto. El 83% está de acuerdo que la adopción de nuevas tecnologías es clave para la recuperación económica de sus negocios a corto y largo plazo, siendo un catalizador muy necesario para cambiar fundamentalmente la cultura de la oficina.


¿Qué deberían hacer los negocios para abordar estas tendencias dispares y prepararse para el éxito en el futuro cercano? Aquí hay dos áreas críticas para hacerlo bien:

Con demasiada frecuencia, las empresas debaten las opciones binarias, como el trabajo completamente remoto o el regreso completo a los entornos de oficina de 9:00 a 5:00. El mejor camino suele estar en algún punto intermedio, mezclando elementos que provocan una alta productividad, pero también fomentan una cultura feliz. Los líderes exitosos deberán desarrollar metódicamente planes de acción que empoderen a sus empleados para entornos híbridos, uniendo los mundos físico y digital.


La cultura no es un “nice to have”, sino más bien un imperativo empresarial y el bienestar de los empleados es una forma fundamental de elevar la moral e incluso la productividad. Encontrarse con personas en la oficina, comer o reunirse en la máquina de café es increíblemente importante para construir conexiones significativas. Cuando se pierde esto por completo, se corre el riesgo de afectar la innovación.

Las personas que han experimentado relaciones laborales más sólidas también han informado de percepciones más positivas de la cultura del lugar de trabajo. Empresas como Microsoft han avanzado mucho en abordar estos problemas a través de tecnología como Microsoft Viva, una plataforma de experiencia de los empleados que permite a las personas y los equipos dar lo mejor de sí mismos, uniendo comunicaciones, conocimiento, aprendizaje, recursos e información sobre el flujo de trabajo.

Con Viva, los negocios pueden fomentar una cultura en la que los equipos estén capacitados para dar lo mejor de sí mismos desde cualquier lugar y en cualquier momento.


El liderazgo del futuro

Antes de la pandemia, muchos líderes empresariales estaban sumidos en formas anticuadas de hacer negocios y se sentían cómodos con el status quo. La pandemia fue una tragedia a una escala inimaginable, pero un punto brillante surge a su paso: las Pymes recibieron una llamada de atención muy necesaria para evolucionar hacia la nueva economía digital.

La realidad es que ya no estamos limitados por las nociones tradicionales de espacio y tiempo y debemos descartar la noción de que las personas necesitan trabajar en el mismo lugar al mismo tiempo para ser productivas.

Los líderes exitosos del mañana deben enfatizar las estrategias híbridas, el capital social y el bienestar de los empleados. Si podemos ser experimentales y empáticos, el futuro del trabajo es brillante en más de un sentido.

También en esta edición

Compartir