entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Oportunidades

MANUFACTURA DIGITAL Y CREATIVA: LA ECONOMÍA NARANJA

México está rodeado de talento creativo, de artistas, de grandes mentes productoras de innovaciones para aprovechar.

Por: Roberto A James López Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

María, La Chica Gamer, lleva mas de 10 años blogueando sobre videojuegos, comics y tecnología, claro rompiendo los estereotipos tradicionales. Le apasiona escribir en su blog, levantar las críticas a los videojuegos y postear las tendencias. Claro, esto también le genera una buena cantidad de ingresos.

Kellee, es de Venezuela y se dedica a desarrollar videojuegos con su compañía thatgamecompany y también reconoce un área de oportunidad: en América Latina hacen faltan muchas mas mujeres dirigiendo y creando empresas de diseño de juegos.

Assets for Artists, es una asociación entre el gobierno federal, estatal y local en Estados Unidos que ayuda a los creativos de bajos ingresos a invertir en nuevos trabajos a la vez que construyen una seguridad financiera a más largo plazo.

BigchainDB es una plataforma con tecnología blockchain que permite entre otras cosas crear una firma digital para una obra de arte.

Anima Estudios lleva más de 15 años manufacturando creatividad digital de primer nivel en México, desde sus primeras creaciones con Magos y Gigantes hasta La Liga de los 5. Hoy exportan a nivel mundial.

Ellas y ellos están en la Industria Naranja, generando emprendimientos que han y seguirán revolucionado al mundo, pero primero recordemos los básicos de la Economía Naranja.


De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la economía naranja es el conjunto de actividades que, de manera encadenada, permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.

Así, la creatividad, la innovación y la cultura, son componentes de un gran ecosistema que representa un importante propulsor económico y social.

Sin embargo, aún nos falta que los tomadores de decisiones de los sectores públicos y privados del país conozcan las infinitas oportunidades que genera la Economía Naranja. Y tampoco se conoce a profundidad los mecanismos legales, institucionales, financieros y de política pública adecuados para encaminar, promover y proteger a las industrias creativas de forma permanente y sostenible en México.


La economía naranja se divide en tres grandes áreas; la primera se conoce como los sectores convencionales: video, cine, televisión, medios, revistas, editoriales y periódicos.

Luego tenemos “otros” como artesanías, museos, turismo cultural, gastronomía, danza, teatro, arquitectura y ecoturismo. Finalmente, las nuevas economías naranja que son los videojuegos, multimedia, publicidad y software.

Con este breve resumen de lo que incluye la industria naranja, podemos decir que el principal insumo es la capacidad intelectual de quien lo produce. Insumo muy parecido a un intangible, que muchas veces es complicado costear, fijar precio, poner tarifa por hora, valorar y ser bien pagado. Por eso la importancia de resaltar y hablar mucho más en México de la Economía Naranja.


Si bien, en México estamos rodeados de talento creativo, de artistas, de grandes mentes productoras de innovaciones, no le hemos aprovechado como tal; nos falta volverlo profesional y darle el gran respeto que se merece, así que mientras vamos llegando a ese destino podemos explorar ciertos ámbitos de innovación para este selecto grupo de creadores que, de acuerdo con el BID, para el 2017 en México generaban cerca del 3% del producto interno bruto.


Plataformas de cooperación

Con el incremento en la economía digital se realizarán más alianzas empresariales entre los emprendedores naranja en las industrias creativas y culturales para apoyar la innovación. Con estas plataformas, los emprendedores pueden acceder a servicios compartidos tanto de apoyo fiscal, apoyo legal, generación de eventos, desarrollo de ventas, educación, etc. Al tener mayor seguridad en cuanto a ingresos periódicos, y acceso a capital y formación, más individuos pensarán en una profesión en las artes creativas como algo viable y con posibilidades de éxito.


Empoderamiento femenino en tecnología

La creatividad, tecnología e incluso los videojuegos no son de ellos; nadie dijo que debería ser así. La demanda global y regional, seguirá estimulando a los diseñadores de videojuegos de América Latina y ellas y ellos serán considerados por la propiedad intelectual original que aporten a la creación de los juegos.

Sin embargo, las oportunidades serán limitadas a menos que se lleven a cabo esfuerzos decididos para asegurar que las mujeres, así como las personas de todos los niveles socioeconómicos, vean los videojuegos como una industria prometedora y acogedora.

Se necesita de ellas y ellos para subirnos al tren de ventas y crecimiento del gaming. Este año tuvimos un claro ejemplo con la serie Gambito de Dama, que, con el ajedrez, logró un incremento en los e-sports del ramo e incluso con la venta de tableros de ajedrez.


Cultura y tradiciones en escaparate

En México y en todo el mundo, las sociedades están llegando a un punto de inflexión, donde las personas que mantienen vivas las costumbres tradicionales, los estilos de vida y los conocimientos están desapareciendo, los oficios y tradiciones de años, que han pasado de boca en boca podrían desaparecer.

Sin embargo, al mismo tiempo, un conjunto de nuevas tecnologías y medios de comunicación está facilitando la preservación y amplificación de pueblos y lugares en todo México.

La preservación por la tecnología puede servir como una ventanilla hacia el pasado y también un camino hacia el futuro, para seguir capturando cosas que antiguamente eran raras e inaccesibles y compartiéndolas con el resto del mundo, gracias a la incorporación de medios digitales a través de emprendedores-artistas que buscan mantener años y años de historia.


Nubes creativas nacionales y regionales

Los nuevos mercados para productos culturales han comenzado, sobre todo en los países como México. Ahora, toca convocar a industrias enteras de creativos, desde la moda hasta el cine, estimulando el intercambio cultural, difundiendo ideas y desarrollando nuevas asociaciones e intercambios.

A medida que el trabajo se oriente más hacia el desarrollo de productos y servicios, los mercados abrirán un mundo de oportunidades nacionales e internacionales para los creativos naranja. Estos intercambios podrían abrir nuevos mercados a medida que contribuyen a construir una identidad y una marca nacional.

Con las nuevas tecnologías y plataformas se ayudará a desarrollar el networking, poniendo en contacto a compradores y vendedores y dando lugar a la creación y de manufacturas digitales de exportación.


En México tenemos una tarea pendiente con los emprendedores de la Economía Naranja, lo primero que tenemos que hacer es respetar y reconocer el trabajo creativo, valora que el diseño de un logo, la confección de una artesanía, el pago de una hora a un maestro de danza o generar un video de un minuto, tiene un costo y debemos ser justos al momento de pagarles.

También, tal y como hemos expresado previamente; existen varias áreas de oportunidad para los naranjas, por ejemplo, recomiendo que dejen de trabajar en solitario y busquen crear con otros emprendedores fábricas digitales, donde se puedan apoyar y colaborar de otros, así como es una fábrica donde todo esta encadenado y formas parte de algo mas grande.

De esta forma, creando comunidad, podrán ser más grandes, reducir costos y gastos y también desarrollar proyectos de gran tamaño.

Lectores, [email protected], [email protected] les deseo un increíble arranque del 2021, los retos van a seguir, pero también la creatividad e innovación emprendedora.

Roberto A James López es director de Emprendimiento en el Tecnológico de Monterrey-Toluca

Puedes escribirle a: [email protected]

También en esta edición

Compartir