entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

PIENSA COMO LOS FUTURISTAS

Basándote en lo que está sucediendo en el mundo y en las trayectorias de las sociedades, la tecnología y la economía, es posible determinar cómo avanzaremos como sociedad.

Por: Michelle Jones Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Los futuristas no solo piensan en el futuro. Ellos prevén lo que se avecina y, al hacerlo, anticipan cómo será la civilización humana en los próximos años. Basando sus expectativas en lo que está sucediendo en el mundo y en qué trayectoria se encuentran la sociedad, la tecnología y la economía en este momento, determinan cómo avanzaremos como sociedad.

Empezar a pensar como un futurista no tiene por qué ser difícil. Para tener una idea del nuevo mundo antes que nadie, hay algunos principios clave que debes tener en cuenta.

 


Pensar y prepararse para el futuro se trata, en muchos sentidos, de las tendencias que estamos viendo aquí y ahora. Sin embargo, si bien las tendencias son importantes, no siempre son tan fáciles de distinguir de las modas pasajeras. Como futurista, deberás comenzar a observar el contexto que rodea la aparición de nuevas tendencias para ver cuáles parecen realmente estar listas para hacer olas.

Tomemos, por ejemplo, la tendencia de los autos eléctricos, y específicamente Tesla. Estos vehículos revolucionarios solo seguirán aumentando en popularidad y lo harán porque surgieron en respuesta a tendencias significativas. A saber, estas son las tendencias hacia el ambientalismo y el deseo de automóviles nuevos y de más alta tecnología.


Si bien es importante detectar tendencias y (como lo hizo el CEO de Tesla, Elon Musk) capitalizarlas, no debes intentar predecir lo que realmente sucederá más adelante. Nadie puede predecir cómo será realmente el futuro.

Para hacerlo, será necesario analizar todo, desde el modelo de una sociedad determinada hasta su economía y organizaciones líderes, así como las tendencias emergentes.

 


Puede resultar tentador concentrarse exclusivamente en las cosas más importantes. Pero, en realidad, los desarrollos más significativos ocurren muy a menudo en una escala mucho menor.

Solo echa un vistazo al creciente uso de la IA en todas las áreas de nuestra vida cotidiana. Este nuevo desarrollo tecnológico puede considerarse una señal que transformará el funcionamiento de industrias enteras porque es probable que cambie los trabajos que hacemos los humanos.


La humanidad es, en muchos sentidos, más predecible de lo que la gente piensa. Como tal, siempre vale la pena mirar hacia atrás en lo que sucedió en el pasado para tener una idea de lo que podría desarrollarse en el futuro. Una vez más, no se trata de intentar adivinar cómo será realmente el mundo, sino de ayudar a anticipar los próximos desarrollos y sus respuestas.

Si se echas un vistazo a las preocupaciones de que algunos tienen ahora sobre la vacuna del COVID-19, verás que son similares a las que tenían las personas sobre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola, antes del siglo XXI, y la viruela, antes de eso. Como tal, es probable que los futuristas hayan visto venir el actual movimiento anti-vacunas.


Ahora que has pensado en las tendencias, las señales y los contextos históricos, es posible que te preguntes cuál es realmente el punto. Bueno, la respuesta es que, en conjunto, nos permiten ver patrones que te ayudarán a pintar una imagen más amplia.

Solo recuerda que los patrones siempre están sujetos a cambios. Solo piensa en el reciente cambio al trabajo remoto. Este cambio repentino e inesperado habrá borrado los patrones esperados que tenían algunos futuristas sobre la cultura laboral y la sociedad en general.


Para tener éxito como futurista, es necesario tener mucha información al alcance de la mano, así como la capacidad de analizar una amplia gama de contextos y desarrollos diferentes. Sin embargo, nadie puede hacerlo todo, incluso aquellos que son futuristas de oficio.

Como tal, la recomendación es que te comuniques y colabores. Es mucho más probable que desarrolles un punto de vista preciso con contribuciones diversas y una gama más amplia de datos con los que trabajar.

También en esta edición

Compartir