entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Estrategias

¿QUÉ RÉGIMEN FISCAL LE CONVIENE A MI NEGOCIO?

Si estás empezando una empresa y quieres conocer cuál es el régimen fiscal más conveniente, aquí te presentamos una guía.

Por: Entrepreneur Staff Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Ya te decidiste a emprender. Ahora también debes formalizar tu negocio y determinar el régimen fiscal que más te convenga. Con ello tu empresa podrá cumplir sus deberes ante el Servicio de Administración Tributario (SAT), y estará habilitada para comenzar su crecimiento económico.

En caso de que en el negocio seas el dueño y la única persona tras el emprendimiento, te conviene escoger un régimen que te corresponda como persona física. Pero si, por otro lado, el proyecto está constituido por un equipo de socios, entonces puedes optar por un régimen bajo el criterio de persona moral.

Con esta clasificación, podrás gestionar en el sistema del SAT el resto de los trámites que requieras para poner en marcha tu negocio bajo las normas del Estado. Sigue leyendo y conoce cuáles son estos regímenes.


¿Cómo sé cuál es el régimen fiscal que podría funcionar en mi negocio?

Cuando hablamos de régimen fiscal nos estamos refiriendo a la agrupación de deberes y derechos atribuidos a un ciudadano o contribuyente. Esto según la actividad que desempeñe y al ingreso económico que perciba en períodos de tiempos determinados, bajo alguna categoría de persona, sea física o moral.

Para que puedas determinar cuál régimen fiscal conviene adoptar para tu emprendimiento, te compartiremos las características de aquellos que te puedan funcionar. Esto de acuerdo con el trabajo que desempeñarás en tu negocio, seas una persona física o moral.


  • Régimen fiscal: Persona física

De acuerdo con este grupo de personas, a las actividades y también a los ingresos, los regímenes se clasifican en:

  1. Enajenación de bienes.
  2. Negocios con ingresos por plataformas tecnológicas.
  3. Sueldos y salarios.
  4. Arrendamiento de inmuebles.
  5. Intereses.
  6. Incorporación Fiscal.
  7. Actividades agrícolas.
  8. Premios ganados.
  9. Dividendos.
  10. Desarrollo profesional y empresarial.
  11. Otros ingresos.

Según la clasificación que dispone el SAT, podrás escoger cuál de los cinco siguientes regímenes le conviene a tu negocio:


Negocios con ingresos por plataformas tecnológicas

Este tipo de régimen lo presentan como un servicio que facilita el acatamiento tributario. Esto al disponer en las plataformas opciones que puedan retener el Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto de Valor Agregado de forma automática. De esta manera se podrá pagar de forma directa en el SAT.

Bajo esta modalidad no se hace necesaria la declaración mensual. Pues las retenciones ejecutadas en el sistema tienen la característica de ser una cancelación definitiva. Para asumir este régimen, tus ingresos no pueden estar por encima de los 300,000 pesos, tomando en cuenta intereses y sueldos.


Arrendamiento de inmuebles

Si tu negocio posee el arrendamiento de algún bien inmueble, como locales comerciales, bodegas, apartamentos, casas, depósitos, edificios, estacionamientos, terrenos, u otros. Entonces estás apto para cumplir con el régimen fiscal. En este caso, no hay límites de ingresos establecidos.

Desarrollo profesional y empresarial

Son objeto de tributo aquellas personas que generen ingresos por autotransporte, por enajenación de bienes, u otras actividades económicas, sin que existan límites de ingresos. En este mismo régimen tienen cabida los profesionales que presentan servicios gracias a su título universitario:

  • Contadores.
  • Maestros.
  • Abogados.
  • Médicos.
  • Entre otros.

Incorporación Fiscal

Para este régimen son susceptibles a ser contribuyentes todas las personas que, en el desempeño de sus negocios, no necesiten depender de un título universitario. Y que sus ingresos anuales obtenidos sean de máximo 2 millones. Estas actividades económicas pueden ser:

  • Venta de víveres.
  • Fruterías.
  • Confiterías.
  • Papelería.
  • Entre otras.

Actividades agrícolas

Las actividades agrícolas entre otras del sector primario deberán pagar impuestos bajo está clasificación tributaria. Para ello, el ingreso proveniente del ejercicio de sus actividades debe comprender al menos el 90% de los totales anuales. De otra manera no son dispuestos bajo esta categoría de régimen.


Régimen fiscal: Persona moral

Por su parte, para el SAT la Persona moral comprende la sociedad entre personas destinadas a la búsqueda de un objetivo económico en común. Están categorizadas como entes nacidos del derecho sin identidad corporal, pero con las características suficientes para tener deberes y derechos ante la ley.

Para este perfil de negocio sólo hay dos tipos de regímenes:

  1. General
  2. Sin fines lucrativos

El régimen fiscal clasificado como general, está destinado a las personas de esta categoría con empresas dedicadas a obtener ingresos económicos, o con fines de lucro. Por su parte, las sociedades o corporaciones sin fines lucrativos no buscan generar remuneraciones o ganancias económicas de su actividad.

 


Ya tengo mi empresa, ¿qué debo declarar ante el SAT?

Si ya sabes cuál es tu tipo de régimen fiscal porque ya tu empresa opera en el sistema económico del país, ahora debes conocer qué debes declarar.

Según el SAT, mensualmente debes disponer en el sistema todos tus ingresos, gastos y retenciones. Además, debes tener la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros, es decir, las operaciones con proveedores.

Pero debes hacer también una declaración anual del monto total de los ingresos, gastos y retenciones hechas durante el año. ¿Habrá algo que pueda deducir de estos tributos? Si, puedes deducir aquellas inversiones y gastos que sean considerados indispensables para el desarrollo de tu empresa, por ejemplo:

  • Sueldos y salarios.
  • Arrendamiento del local.
  • Luz y teléfono.
  • Materia prima.
  • Entre otros.

Busca asesoría

Si deseas conocer las estrategias fiscales para pagar menos impuestos, y además deseas saber todos los deberes que hay cumplir con el Estado; antes de comenzar un negocio o en el desarrollo de este, lo mejor es contar con asesoría profesional.

Los especialistas en el tema podrán a disposición toda la información que te permitirá tener tus procesos fiscales, contables y financieros a la orden del día. Una opción es la startup Sheep.mx, quien podrá acompañar en el desarrollo efectivo de tu negocio para que generes mayor confianza en tu cliente y mejores beneficios.

También en esta edición

Compartir