entrepreneur
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lecciones

DISEÑO MEXICANO QUE GENERA UN EFECTO MULTIPLICADOR

Mientras rediseñó su empresa, Jasive Fernández creó nuevas oportunidades para 50 madres de familia. Conoce cómo puedes encontrar una ventaja en medio del caos.

Por: Marisol García Fuentes Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Jasive Fernández es una empresaria tapatía que ha fundado más de 10 empresas a lo largo de 20 años. Sin embargo, considera que el 2020 fue como “su maestría en los negocios y la reinvención total”.

Al igual que a miles de empresarios, la crisis sanitaria derivada por el COVID-19 puso en jaque a las operaciones de su empresa: Niza México. Sin embargo, pudo encontrar en esta situación una oportunidad y llevar su marca a “la evolución”.

Niza es una marca de ropa española a la que Jasive abrió mercado en Europa, Asia, países árabes y Estados Unidos. Además de ser la directora internacional de esta compañía, se convirtió en su socia en 2012 para abrir Niza México. Y no solo eso, sino que en octubre pasado lanzó una nueva línea, que lleva su nombre: Niza by Jasive.


La nueva línea de negocio de Niza by Jazive está integrada por vestidos y pijamas con diseños cómodos y bordados femeninos con un toque mexicano que además tienen un enfoque social. Las prendas son fabricadas en un taller en Guanajuato formado por 50 mujeres, madres solteras a quienes se les da capacitación y apoyo en sus horarios de trabajo para que puedan desarrollarse y obtener ingresos sin descuidar a su familia y obtener un ingreso.

Esto cobra especial relevancia en estos momentos en los que la pandemia ha golpeado especialmente a la población femenina, quien está concentrada en resolver las situaciones de emergencia como el no perder su trabajo, conseguir uno o buscar sustento para su familia.


Rediseñar un negocio

Reinventar un negocio no es una tarea sencilla y Jasive lo sabe muy bien ya que hace ocho años tuvo que desarrollar toda la identidad de marca de la empresa familiar española, incluso llevar a cabo un nuevo plan de negocio y después para su expansión internacional, primero a México y da ahí al resto del mundo. “Fue un gran reto meterme a las entrañas de la empresa, buscar papeles que no sabían si tenían y formalizarla para México”, recuerda. Fue cuando comenzó a hacer del mundo de la moda parte fundamental en su vida e incluso a diseñar.

Las colecciones de Niza destacan por sus colores, estampados de flor y ahora por sus bordados con toques mexicanos. “Algunos productos se elaboran en España, China o India. Viajaba mucho y cuando inicia la pandemia vino nuestro desplome. Tuvimos que poner alto total a todo y al inicio fue un proceso complicado porque, al igual que todos los empresarios, tenía miedo, incertidumbre, preocupación, compromisos financieros”, cuenta.


La colección primavera-verano de Niza implican operaciones durante los primeros meses del año. “Justo nos agarró la pandemia, cierran talleres y tuvimos que liquidar la colección que había llegado”. No obstante, desde hacía un par de años, Jasive tenía en mente un proyecto para abrir una línea de producción en México aprovechando las materias primas. Entonces, decidió arrancar este nuevo proyecto y hacer la primera línea de producción en el país, que estaría compuesta de diseños propios.

“Vimos que muchas mujeres se quedaron sin trabajo y fue fácil encontrar mano de obra. Algunas trabajan desde casa, otras organizan los horarios escalonados sin descuidar a sus hijos. El compromiso y calidad del producto hizo que la nueva línea se hiciera realidad”.

La primera colección, en la que incluyó pijamas que pueden tener un uso urbano, tuvo buen recibimiento, cuenta la emprendedora. Ahora explora nuevas líneas de negocio con el lanzamiento de zapatos y cinturones, que se producirán en Guadalajara, Jalisco y prevé luego vender en el exterior.


Entrar de lleno a el mundo digital

Los diseños de Niza México se venden en Palacio de Hierro, Liverpool y Sears y está dirigidos a mujeres de entre 25 y 60 años. Ante el cierre de las tiendas por la pandemia, la empresa decidió fortalecer sus canales digitales en un 80%.

La estrategia fue el contacto con el cliente y generar confianza con él. “Lo digital es lo de hoy tener redes sociales alineadas a las plataformas de venta. El cliente no estaba acostumbrado a eso, sino a los sistemas análogos. Nos dimos cuenta de que había que reinventarnos de manera acelerada. Hay canales digitales [de las tiendas departamentales] donde el cliente tiene más confianza, entonces hicimos que nuestro almacén se volviera eficiente, cortamos tiempos y nos percatamos de que la calidad era lo más importante”.


Crear lazos duraderos

Aunque se volcaron de lleno a las plataformas de venta on line, no dijeron adiós a ninguno de sus vendedores. Al contrario, dividieron las ventas de noche y día para que los ejecutivos contactaran a los clientes que habían hecho algún pedido, confirmaran tallas y se cercioraran de que todas las solicitudes estuvieran en orden.

La diseñadora reconoce que antes tenían su página web como catálogo digital. “No lo teníamos considerado como un punto de venta fuerte. Hoy es el 95% de los ingresos de la empresa y fue una transformación total en México y España”.

Actualmente, cuenta con un centro de atención digital para que el contacto con el cliente nunca se rompa. Eso ha ayudado a encontrar el equilibrio en las ventas y lograr que la crisis inicial se haya transformado en una reinvención del negocio. “Hoy por hoy lo que debemos dedicar más tiempo es crecer nuestro mundo digital reforzando con un muy bien servicio post venta”.


Visualizar tu futuro

La emprendedora dice que al inicio de la pandemia nadie quería saber de vestidos, por eso se dio la libertad de explorar con nuevos diseños y lanzar sus pijamas. “Le dimos toque divertido, un look urbano y eso lo ha tomado bien el cliente, que ha roto con estereotipos de que son prendas solo para dormir. Ha sido de lo más divertido. El pijama ha sido el producto más exitoso de la colección de pandemia y seguirá este verano”, comenta.

Jasive considera que para los visionarios el éxito no es una sorpresa. A los emprendedores recomienda “visualizar el propósito de su negocio e identificar perfectamente quién es su cliente. Eso ha sido la clave en esta pandemia para nosotros”.

Este ejercicio de visualización  debes hacerlo cada 3, 6 y 12 meses. “A partir de ahí debes alinear el propósito del negocio con las estrategias para ver a dónde quieres llegar y qué quieres hacer con lo que tienes”.

Subraya el  aprovechar la tecnología e invertir en una plataforma digital robusta. “El costo después se vuelve marginal y entonces debes preocuparte por conseguir más clientes, porque tu plataforma ya la tienes montada”.

Entre sus planes a futuro está consolidar su línea Jasive by Niza y hacer que crezca. “Que ahora la internacionalización sea de México hacia Europa como una marca fabricada en el país con identidad mexicana. No queremos que nos identifique como una maquiladora, sino una nueva línea de negocio que se internacionaliza y se comercializa a través de Niza en Europa”.

También en esta edición

Compartir