freightliner
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

AL ALZA

Un dron sobrevuela su jardín y trae consigo la pasta de dientes que ordenó hace media hora.

Por: Fernanda Kuri Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

.

La espera impaciente

Las consultas compulsivas al estado del envío y esa barra que no avanza desde antier. La descripción dice “en tránsito”, pero el paquete lleva dos días en su ciudad. Y lo sabe.

Tan fácil que es comprar online y tan complicado que se vuelve, a veces, recibir la orden.

Los servicios de paquetería llevan dándole vueltas al enigma desde la invención de los pedidos por correo con entrega directa, por allá de los años 80.

Después estalló el e-commerce y, luego, el covid-19 puso a más de la mitad de la población mundial en cuarentena, acelerando el desplazamiento del comercio físico al virtual en cinco años, según IBM. Un boom.

Sortear los obstáculos que presentan las urbes en el último kilómetro —la parte crítica en el viaje de un producto— se ha convertido en la obsesión de minoristas y servicios de paquetería.

Si no es por tierra, por aire.


.

Mire hacia arriba

A primera vista, un dron parece un juguete en lugar de un sofisticado dispositivo con el poder de transformar la forma en que compramos o esperamos que se entreguen las mercancías.

Sin embargo, mentes innovadoras están desarrollando rápidamente ideas para aprovechar su potencial en nuevas infraestructuras y modelos logísticos. ¿Lo mejor? Sobrevuelan los atascos de tráfico de los centros urbanos.

A los clientes también les gusta el potencial de seguir el trayecto de estos dispositivos.

___                                               ___
Tan fácil que es comprar online
y tan complicado que se vuelve,
a veces, recibir la orden.

ESTA RESULTARÍA SER UNA BUENA SOLUCIÓN PARA ENTREGAS A DOMICILIO DE PEDIDOS EN FARMACIAS, POR EJEMPLO.

.

 

Los drones reducen el costo de mano de obra de la entrega de paquetes, incrementando el retorno de inversión de las empresas.

El panorama es alentador. Sin embargo, existe una serie de amenazas a las que las compañías ávidas de expandir las operaciones de entrega con drones deben hacer frente.

○ Primero, para ser una tecnología avanzada, sus procesos aún soy muy humanos. Los cuadricópteros deben ser operados por pilotos especializados en drones, quienes han de pasar una prueba de conocimientos aeronáuticos para obtener sus licencias.

Y deben ser monitoreados en cada momento de su viaje por personas —“observadores visuales”— que se estacionan a lo largo de la ruta para asegurarse de que las aeronaves no colisionen con otros objetos, con la condición de que lo hagan sin binoculares: los drones deben estar al alcance de la vista.


○ La duración de la batería es otra de las principales preocupaciones, porque determina el peso que puede levantar un dispositivo y por cuánto tiempo.

Y pensando en aumentar la capacidad de carga en un futuro ahora se limita a un par de kilogramos, sería excesivamente peligroso tener máquinas tan potentes en entornos habitados.

○ No obstante, el verdadero obstáculo se encuentra en las leyes. El servicio de mensajería por medio de drones se atiene a la normativa de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), por lo menos en los Estados Unidos.

.

En una primera etapa, las aeronaves solo pueden operar en áreas con poca densidad de población, es decir, en zonas rurales o entornos residenciales a las afueras de las grandes urbes.

Hasta ahora, no hay un proceso simplificado para las operaciones comerciales ni reglas para volar sobre personas ni de noche, sino que cada vuelo se aprueba individualmente, caso por caso.

Supuestamente, la FAA estará lista para implementar un reglamento definitivo para drones en 2024, pero los analistas de la industria esperan retrasos.

Además, el espacio aéreo potencialmente saturado requiere de un sofisticado sistema automatizado de gestión del seguimiento, que actualmente no existe. La NASA está trabajando con los líderes del sector de los drones para desarrollar un sistema así.

.

____                                       ____
Independientemente de los aspectos técnicos y legales, la confianza del usuario tendrá la última palabra.

Si bien muchos consumidores están a la expectativa de un reparto con robots más eficiente, otros se muestran escépticos, hasta que se demuestre que es seguro y no interferirá con su privacidad.

.

Una carrera de velocidad

La incertidumbre favorece a las grandes empresas que pueden permitirse invertir en años de prueba y error sin generar ingresos. Cada una está trabajando en su propia versión y todas tienen importantes ventajas competitivas.

Por un lado, está Wing, una subsidiaria de Alphabet Inc, que tiene las últimas innovaciones de Google a su disposición, incluidos:

○ Mapas de alta resolución
○ Tecnologías autónomas
○ Datos de sensores de salud

Y otras aplicaciones menos conocidas o en desarrollo, para respaldar y acelerar su visión.

Por el otro, UPS, cuya experiencia global en la gestión de la cadena de suministro y la logística, aunada a la confianza de los consumidores y el gobierno, podría proporcionarle las credenciales necesarias para su aceptación.

Y en un justo medio, Amazon, con una clara comprensión y dominio del comercio electrónico, desde el desarrollo de productos hasta el comportamiento del consumidor y la entrega, así como una base de clientes ansiosa por recibir sus compras cada vez más pronto.

.

¿Quién se erigirá ganador absoluto?

Solo el tiempo lo dirá, pero una cosa es segura:
los drones llegaron para quedarse.

También en esta edición

Compartir