mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

5 playas solitarias

Elegimos para tu verano las mejores playas que despertarán tu espíritu creativo y aventurero para desconectar de los clásicos destinos donde todo está planeado.

Por: LUZA ALVARADO Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

▂▂▂▂▂▂▂▂▂
Tiendes tu toalla bajo la sombra danzante de una palmera, acompasas tus latidos al oleaje y atraviesas con la mirada el océano. Respiras profundo, todo tu ser se expande sin obstáculos, lejos de las hordas de turistas.

¿Se te antojó? Entonces lánzate a alguno de estos rincones, donde podrás descansar del mundo.

EL CARIBE INTACTO

PARA AMANTES DEL KITESURF; ES COMO VIAJAR EN EL TIEMPO 40 AÑOS ATRÁS, ANTES DE QUE LLEGARAN LOS RESORTS A CANCÚN.

Pasando Puerto Juárez, a 20 minutos del centro de la ciudad, se encuentra este brazo de arena blanca, entre la laguna Chacmuchuc y las aguas transparentes y tibias del Caribe.

Un camino de cuatro kilómetros de terracería te llevará a este remanso de paz. Literalmente, acá “el viento da la vuelta” a la península, por lo que verás a mucha gente practicando kitesurfing.

Si quieres pasar la noche, la escuela Ikarus, además de clases, renta kayaks y tablas de paddle surf, ofrece renta de habitaciones y zona de acampar.

▂▂▂▂▂▂▂
Si vas entre semana, que no se te olvide la hielera. Los fines de semana hay algunos chiringuitos para comer mariscos y un pescado tikinxic espectacular. Solo hay algunos clubes de playa bastante rústicos, por lo que aún tienen precios accesibles y mucho espacio para disfrutar a tus anchas. También disfrutarlo en bici.

PURO ESTILO SINALOENSE

SI ERES DEPORTISTA, PERO TAMBIÉN TE GUSTA “PISTEAR” AL RITMO DE BANDA, AQUÍ PUEDES PASAR TODO EL DÍA.

A 20 minutos de Los Mochis, en la Bahía de Topolobampo se encuentra esta especie de islote unido a tierra por un camino espectacular. Si bien esta playa familiar no es nada solitaria, cada vez se pone más guapa.

Visita el andador de madera en donde se puede caminar y ver el atardecer. Hay área de palapas, baños, cancha de voleibol y aparatos para hacer ejercicio.

En El Maviri se respira un sabor muy local y hay muchas opciones para comer aguachiles, camarón ahogado y pescado zarandeado.

▂▂▂▂▂▂▂
Los paisajes que se ven en el camino son preciosos; hay tramos en los que la carretera va sobre el agua. Hay humedales, manglares y una impresionante cueva de murciélagos. Hace poco abrió un club de playa donde además de música, tragos y buenos mariscos, ofrecen todo para practicar kitesurf con gente de todo el mundo.

PARAÍSO DEL SURF

SI ERES AMANTE DE LAS HAMACAS, SERÁS FELIZ CONVIVIENDO CON GENTE QUE PASA LA MITAD DEL AÑO VIAJANDO DE MANERA SENCILLA.

Hay muchas playas del Pacífico que son famosas por sus magníficas olas, y Nexpa es una de ellas. Sin importar la temporada, hay surfistas del mundo entero que vienen en caravanas a acampar, o bien, se quedan en las cabañas rústicas frente al mar.

La barra, que colinda con el río Nexpa, es tan ancha y tan larga que hay suficiente espacio para todos. No hay que esperar lujos: apenas hay hotelitos con lo básico y algunas enramadas donde venden platos sencillos de pescado con arroz y mariscos frescos.

▂▂▂▂▂▂▂
La magia de este lugar está en el ambiente “surfo” y bohemio, es un lugar para relajarse por completo y olvidarse del glamur que predomina en otro tipo de lugares.

TROPICAL CHIC

PARA LOS AMANTES DE LA SENCILLEZ DE LA VIDA BAJO LAS PALMERAS Y QUE APRECIAN UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE.

Esta playa es uno de esos lugares a los que hay que ir pronto, pues su belleza ya es un secreto a voces. Sus primeros visitantes llegaron atraídos por sus olas perfectas para surfear los 365 días del año.

Los estadounidenses y canadienses que venían huyendo de la crudeza del invierno y terminaron quedándose.

▂▂▂▂▂▂▂
Con hermosas villas, búngalos y cabañas frente al mar, esta playa alejada de las masas conserva el encanto de la vida tropical, simple pero con algunos guiños chic. Parece un cliché, pero los atardeceres de La Saladita tienen un brillo especial. La comida es exquisita, casera y accesible. Hay ceviches y tiritas de pescado, cocos frescos, mezcales regionales, fruta deliciosa y buen café.

REFUGIO 2 EN 1

PARA CONSERVACIONISTAS; TIENE UN CENOTE ABIERTO: LLEVA UN VISOR Y APRECIA EL EFECTO PSICODÉLICO DEL AGUA.

Esta playa es una de las pocas reservas para tortugas que quedan en la Riviera Maya. Como es un sitio resguardado, no hay enramadas, música o vendedores (sí hay baños y regaderas en el estacionamiento).

Tampoco puedes entrar con hieleras y mucho menos dejar tu basura.

Hay restricciones, pero verás que valen la pena en cuanto elijas dónde tender tu toalla. Si la belleza del Caribe no fuera suficiente, puedes caminar por un andador de madera hacia el interior del manglar y tirarte un chapuzón para refrescarte en el pequeño cenote abierto.

▂▂▂▂▂▂▂
La playa forma una pequeña bahía y no se ven edificios por ninguna parte. Además, sobre la arena suele haber corales, conchitas, ramas, sargazo y otras sorpresas naturales que trae el mar.

También en esta edición

Compartir