mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla compelta Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Bienestar

Viaja con tu perro: guía práctica

Conviene saber un poco acerca de las enfermedades que pueden afectar a los canes durante o después de los viajes. Ahí les van las más comunes.

Por: Omelette Swipe

Paseos en la playa, excursiones en la montaña, larguísimos recorridos en auto, viajes en avión, cambios de temperatura o de alimentación son razones de sobra para que nuestra salud se vea afectada así que, con la ayuda de mi veterinario de cabecera, te ofrezco una breve explicación de las principales afectaciones que podemos sufrir para que puedas reconocerlas y tratarlas cuanto antes.

 

Se presentan más en las épocas de calor debido a cambios de hábitos alimenticios o exposición a altas temperaturas; obvio durante el verano. No suelen ser afecciones serias, siempre y cuando se detecten y se traten a tiempo. Pueden ser más bien molestas ¿Te imaginas tener dolor de panza y ganas de ir a la baño a cada momento?

Ten en cuenta: Es muy tentador comer plantas o hierbas mientras estamos en lugares nuevos a los que nos lleven a pasear, o que nos ofrezcan sobras de comida porque no nos llevaron nuestro alimento, sin embargo, es mejor evitarlo. Dile a tu dueñ@ que te empaque tus alimentos y que evite que mastiques deliciosos pastos frescos.


Las vacaciones son sinónimo de baños continuos, ya sea en el mar, en alguna alberca o simplemente en la regadera, después de llenarte de tierra o arena. Así que no es difícil que los oídos acumulen humedad y aumente la posibilidad de que proliferen las bacterias y nos dé otitis. Cuando esto pasa, mi mamá se da cuenta de inmediato, ya que comienzo a sacudir la cabeza, rascarme más de lo normal, segregar más cera y despedir un mal olor leve.

Ten en cuenta: Es muuuuy molesta ‒lo digo con causa‒, así que hay que prevenirla haciendo una limpieza cada dos semanas o bien aplicando un limpiador ótico cada cuatro o cinco días para mantener las bacterias y levaduras bajo control. Sé que a algunos compañeros de orejas caídas o grandes le sucede más a menudo, así que hay que tener más cuidado con ellos.


 

Los cambios de clima, temperatura y alimentación pueden provocar irritaciones en nuestra piel que, si no se atienden, pueden convertirse en una dermatitis como reacción a la aparición de bacterias infecciosas que, aunque pueden andar siempre por ahí, suelen activarse con los cambios en nuestra rutina. Los síntomas son caspa, granos y pequeños bultos en la piel, además de afectar el estado de nuestro hermosos pelaje. Es horrible, a mí me da por rascarme para calmar la picazón y me puedo lastimar más.

Ten en cuenta: La solución es bañarnos con shampoo antiséptico, mínimo dos veces por semana; para aquellos con pelo largo es mejor cortárselos para que la luz y el sol ayuden a sanar la piel. Pero, ¡cuidado! nuestra piel también es sensible al sol y el abuso en la exposición al astro rey puede quemarla y empeorar la situación.


Los cambios de hábitos o de temperatura también nos hacen más propensos a problemas urinarios que suceden cuando las bacterias ascienden desde el exterior por las vías urinarias, causan una infección en la vejiga y pueden llegar a afectar seriamente los riñones. Ten en cuenta: Nos pasa más seguido a las hembras, pero los machos no están exentos, así que si notas que tenemos necesidad constante de orinar o ves que aparece sangre o un color turbio en nuestra orina, debes llevarnos al  veterinario enseguida. Recuerdo que cuando padecí una infección así lloraba incluso al hacer pipí, porque me dolía bastante, así que no hay que ignorar los síntomas.

También en esta edición

halfbanner Publicidad
interstitial

Compartir