mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Brisas Ixtapa: la expresión de la belleza y el placer

Cuando viajamos, buscamos la poesía de la vida… esa expresión de la belleza que deseamos recuperar para hacerla nuestra, para llevarla dentro y no dejarla escapar por mucho tiempo, el necesario para seguir volver a la vida cotidiana inspirados, renovados, enamorados.

Por: Prun Santos Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

✤●✤●✤●✤ Un viajero puede experimentar la poesía sin escribirla, sin leerla, solo haciendo consciente su escapada”, vivir cada minuto con plenitud.  Consumamos el placer. Agotemos la vida en la vida… decía el gran poeta Vicente Huidobro en el Canto I de Altazor.

Cada destino debe tener la cualidad de darnos ese regalo de placer y de vida, que se exprese consumiendo felicidad y agotando cada minuto que respondemos a un respiro. De ahí la importancia de nuestra elección a la hora de viajar.

También por esa misma razón somos tan apasionados en México Desconocido cuando hablamos de lugares que lo tienen todo. Uno de ellos, con certeza, es el Hotel Las Brisas Ixtapa.

.
.

Cuando nace un icono

Un poeta que crea un nuevo vocabulario, inventa cosas, neologismos, ideas… Así hace un hotel cuando se concibe. Tiene que crear una historia, una personalidad”, una vida propia para que al llegar, le creas. Las Brisas Ixtapa lo hizo muy bien desde el principio.

Parecería una tarea difícil pues su “hermano mayor” de Acapulco era avasallador con toda esa personalidad rosa y blanca que nos remite a una época de oro de aquel puerto. Sin embargo, no se tuvo miedo y se “adoptó” este nuevo destino, en otra de las playas doradas de Guerrero.

••••••••••••••••
Las Brisas Ixtapa
ha construido prototipos de innovación y expresión poética en cada rincón a lo largo de estos años y sigue siendo fuente de inspiración para los viajeros que se internan en sus  enormes espacios confiados que será un refugio para reconciliarse con la buena vida, en toda lo que esta expresión vale.

.
.

Las Brisas Ixtapa es una de las obras más importantes del arquitecto mexicano Ricardo Legorreta. Inaugurado en 1981, fue la columna de la zona turística de Ixtapa en sus albores. Situada en la costa de Guerrero -a unas 3 horas al norte de Acapulco-, Ixtapa comenzó como una encantadora zona de pueblos pesqueros y vastas plantaciones de coco.

••••••••••••••••
Pero poco a poco se dio a conocer por  sus tranquilas playas y su ambiente bohemio. Atrajo turismo de todas partes del mundo y Las Brisas siempre estuvo ahí, con un protagonismo encantador, pero siempre fuerte, grande, imponente, pero a la vez cálido, como se ha definido siempre la obra de Legorreta.

Las Brisas está ligeramente aislada de la playa principal de Ixtapa; se extiende en una bahía más pequeña, la exuberante vegetación lo hace destacar aún más por su valiente color y proporciones.

Arquitectura
que también es poesía

Las revistas de arquitectura no vacilan en referir su admiración: Alojarse en el hotel es, por sí mismo, una experiencia arquitectónica constante; cada detalle del edificio tiene una contundente intención espacial imposible de ignorar. No se trata de un edificio convencional”; o también se lee:

La extravagante paleta de colores de los gruesos muros se fusiona perfectamente con otros elementos clásicos típicos de Legorreta constituyendo la visión de un nuevo estilo mexicano”.

.
.

Su color imita
la puesta de sol

Con todo lo anterior, nuestros viajeros ya habrán podido notar que esto no es un hotel cualquiera. Quien lo vive, vive belleza, vive luz y el atardecer, vive espacio, vive lujo, vive libertad, vive geometría, vive naturaleza.

Como un gran acierto, las 416 habitaciones del hotel conservan gran parte del mobiliario original: bancos de patas gruesas, mesas colosales, muy a lo Barragán (mentor de Legorreta).

Todas las habitaciones regalan vistas al mar en sus terrazas con las indispensables hamacas, otras con tumbonas y jacuzzis; pero favoritas son las que tienen su propia piscina.

••••••••••••••••
Por dos años consecutivos ranqueado entre los mejores hoteles del mundo, Las Brisas te despierta con el canto de los pájaros y el sonido del mar. Honesto y bello -otra vez como un poema- tal vez del caribeño Derek Walcott.

.
.

La buena vida

La constante estimulación del diseño de Legorreta por supuesto que no lo es todo en esta bella propiedad. Porque no sería nada y se esfumaría sin las personas que a diario te hacen consumir el placer… de ser, de estar. Su staff busca la perfección en todo y en cada rincón.

En sus seis restaurantes y dos bares los viajeros glorifican los gozos de los sentidos, pues ahí están también sus creaciones culinarias resaltando los sabores locales, pero ahí también acompañan las mejores vistas y ambientación.

••••••••••••••••
Todos encontrarán en qué ocupar su hermoso tiempo. Unos en las canchas de tenis, en una de sus cuatro albercas al aire libre, en una caminata inmerso en la naturaleza circundante, un partido de golf, un tour en bicicleta por los alrededores (con un guía turístico), tomar un Ritual de Purificación en su spa; o algo más loable, la liberación del las tortugas para ser testigos de su heroico recorrido hacia el mar y su nueva vida.

.
.

Es así como Las Brisas se fusiona a Ixtapa, uno no se concibe sin el otro. Su magnética presencia sigue atrayendo a viajeros que, como tú lector y viajero con corazón de poeta, busca los sencillos pero irreductibles gozos de los sentidos.

●●●●●●●●
T. 755-553-2121
[email protected]
[email protected]
Playa Vista Hermosa S/N,
40880 Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero.

También en esta edición

Compartir