mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Chiapas y la riqueza de la apreciación

El turismo es un acto que debe realizarse con conciencia; esta visita a San Cristóbal y sus alrededores nos dejó un gran aprendizaje. ¡Acompáñanos!

Por: NATALIA MUSACCHIO / FOTOS: ARCHIVO Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

.

.

◈◇❖◈◇❖◈◇❖◈◇❖
Sin duda el redescubrimiento y revalorización de la artesanía mexicana ha impactado de forma positiva en muchos factores como la economía, el comercio y el turismo.

Hacía años que mi esposo (entonces novio) y yo visitamos Chiapas. La artesanía local me pareció alucinante, estaba por realizar un viaje a España y se me ocurrió llevarle a algunas amigas monederos y bolsos tejidos por las artesanas que exhibían sus productos en el Mercado de Santo Domingo. 

.

.

◆◆◆◆◆◆◆
El guía que nos acompañaba, al ver que estaba por comprarle seis bolsos a una de las vendedoras se acercó para interrumpir la transacción y decirme que si estaba comprando tantos que entonces exigiera que el sexto me lo dejara gratis. La mujer que atendía el puesto, que no pasaba de los 17 años, tenía a un bebé cargando en su rebozo y con una sonrisa forzada aceptó el trato.

Anteriormente me había dicho que cada uno de esos bolsos tomaba un aproximado de dos días en terminarse. Al alejarnos del puesto, el guía me dijo que como mínimo siempre intente negociar un 30% de descuento.

.

.

De Chiapas
para el mundo

Mis amigas españolas quedaron encantadas con los bolsos e incluso en el metro una señora paró a una de ellas para preguntarle en dónde había adquirido tal cosa. Varios años después volvimos a Chiapas para visitar al hermano de mi esposo que estaba haciendo su servicio social. Ari acaba de terminar el último semestre en diseño industrial y durante el verano se dedicó a trabajar con distintos artesanos dándoles una guía de diseño pero permitiéndoles utilizar su propia técnica. 

Dichos artículos Ari los acomoda en tiendas que apoyan el comercio justo e incluso muchos diseños se exportan a otros países “y se venden como pan caliente”– nos contaba Ari.

◆◆◆◆◆◆◆
El objetivo de los empresarios que han adoptado esta tendencia no es hacer un trabajo filantrópico, sino introducir de manera justa a los artesanos a la cadena de comercio y vender sus creaciones en locales que paguen impuestos y en donde no va a venir gente aprovechada (como la Natalia de pasado) a regatear por un trabajo tan bien logrado.

.

.

Artesanía justa

Nos dejamos llevar por la guía de Ari y nuestra percepción comenzó a cambiar. Nos pidió que no compremos en mercados ambulantes. 

“Parecería una buena obra apoyar a un artesano que viene desde la lejana sierra a vender sus productos a la ciudad, pero la triste realidad es que muchas veces pertenecen a una especie de mafia que les exige cierta cantidad de venta al día a cambio de una bicoca, o peor aún, son artículos que ni siquiera están hechos en México, muchos vienen de Guatemala y se cree que otros hasta de China ¿y hechos a mano? Ni pensarlo”. 

◆◆◆◆◆◆◆
Así que debo reconocer que se me quitó un gramito de culpa cuando supe que los bolsos quizás no tardaban dos días en hacerse como aquella mujer me había dicho tiempo atrás.

En los últimos años, emprendedores como Ari han retomado el trabajo artesanal y les han dado la oportunidad a pobladores de los alrededores a en primer lugar valorar su propia obra para no malbaratarla, así como exhibirla en puntos de venta en donde los consumidores no traten de negociar y sobre todo sepan apreciar el trabajo tan fino que las prendas y artículos tienen detrás.

.

.

Casa Textil 

Ubicada sobre Andador Guadalupe, Casa Textil está en una esquina y con tan sólo observar la curaduría de la tienda se nota que tiene el trabajo de un diseñador tras bambalinas. Se trata de Gabriela Borja, originaria de la Ciudad de México. Es dueña de tres tiendas: Casa Textil, Folklora –ambas de diseño de ropa– y Casa Folklora que está a tan sólo dos locales de distancia y vende artículos para el hogar: cojines, cosmetiqueras, cobijas… casi toda la línea de casa es diseñada por Clara del Real que es una colaboradora de Gabriela. 

La marca trabaja con 20 comunidades distintas de los Altos de Chiapas en donde las mujeres utilizan el telar de cintura. Gabriela asume todo el riesgo de la prenda, la pagan a contra entrega (no hasta que se vende) y les proporcionan la materia prima necesaria para crearla. 

 

Casa Textil
Real de Guadalupe 25,
San Cristóbal de las Casas, Chis.
Teléfono: 01 (967) 631 5632
Facebook: @CasaTextilChiapas

.

.

Táabal

Táabal es otro excelente ejemplo: Antonio Suárez y Paulina Malacara son un matrimonio que lanzó este proyecto. Antes de crear Táabal, trabajaron con gente que pretendía apoyar a los artesanos pero notaron demasiada exigencia y maltrato por lo que mejor decidieron abrir su propia marca y asegurarse de que la gente a la que emplean tenga un trato digno por su trabajo. 

Para demostrar que ellos realmente cumplen con estas reglas están inscritos a la World Fair Trade Organization, una organización que establece normas de trato justo a nivel mundial en muchas industrias. Ellos se aseguran de que no haya ningún menor de edad trabajando y también son defensores del hecho de que darle trabajo a un artesano no necesariamente es sinónimo de justicia.

Zinacantán, San Andrés Larráinzar, Aldana, Huixtán, Aguacatenango, San Juan Chamula y Oxchuc son las comunidades más beneficiadas por la creación de esta marca. Son ya 76 artesanos los que trabajan de fijo con Táabal y también tienen otro grupo fluctuante a quienes contratan cuando la demanda lo exige. 

◆◆◆◆◆◆◆
“A los artesanos les pagamos considerando tres aspectos: hora, complejidad y tiempo, porque si el artesano es muy rápido, hábil y bien hecho no se vale que gane igual que el que es lento, así los mejores ganan más”. Antonio y Paulina decidieron imprimir en la etiqueta el número de horas que toma crear cada prenda, con el objetivo de que los consumidores puedan apreciar su valor.

Táabal
Real de Guadalupe 42,
San Cristóbal de las Casas, Chis.
www.taabal.com
Tel. 01 (967) 678 0108

.

.

El cañón del Sumidero,
Chiapa de Corzo
y Zinacatán

El último día decidimos salir de San Cris y visitamos el Cañón del Sumidero, al salir nos dirigimos unos pocos kilómetros hacia el este para visitar Chiapa de Corzo –poblado que se distingue por una fuente en el centro de su plaza principal de estilo mudéjar–. 

En el sentido opuesto, se llega a Zinacatán, el poblado donde las mujeres visten con las prendas más elegantes y coloridas de Chiapas. Para entrar, hay una caseta donde hay que pagar una cantidad simbólica en pesos mexicanos por entrar; costo sólo para los turistas.

.

.

¿Cómo llegar?
Desde la Ciudad de México salen vuelos diarios a Tuxtla Gutiérrez por Aeroméxico, Aeromar y Volaris. Una vez en el aeropuerto de Tuxtla puedes llegar a San Cristóbal en taxi, camión, o bien, revisar si tu hotel tiene servicio de transportación.

¿Cómo moverse?
Tus pies son más que suficientes para recorrerlo, sin embargo, para ir a sitios de interés cercanos como San Juan Chamula, Zinacantán, Chiapa de Corzo o el Cañón del Sumidero es indispensable rentar un automóvil o contratar a un taxista.

No olvides un par de zapatos cómodos –muchas calles son empedradas– y un buen impermeable.

¿Dónde comer?

Tarumba

Tarumba es uno de los restaurantes que está empujando fuerte por un renacer de la gastronomía local en San Cristóbal de las Casas. Este restaurante, dentro del hotel Sombra del Agua, que pertenece al Grupo Farrera se suma a otros proyectos cuya vocación está fincada en la menor huella de carbono, en el orgullo de lo auténtico y de la dignidad y alta calidad que existe en los ingredientes locales.

El chef Jorge Gordillo está haciendo una gran labor de rescate de recetas cotidianas y de frescura de los ingredientes que seguro te harán volver.

FACEBOOK:
@Tarumba

También en esta edición

Compartir