mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Ciclismo de montaña en Baja California Sur y Chihuahua

Por: Hiram Gastelum Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

◎ Baja California Sur

En 2020 —y como resultado de la pandemia— el uso de la bicicleta se tornó en algo más serio y las llamas de esa vieja pasión se reavivaron.

▂▂▂▂▂
También como resultado de la pandemia y, como muchos otros mexicanos, apenas se rompieron las cadenas de las restricciones sanitarias salí de la jaula para viajar dentro de México y así recorrer diferentes senderos para practicar ciclismo de montaña en Baja California Sur.

Fue una reconexión de ese viejo amor dentro de mi país.

Había recorrido muchos lugares en el pasado pero esta vez tuve la oportunidad de conocer ese México desconocido para mí en cuanto al ciclismo de montaña.

Así mismo abrí los ojos a la gran evolución del ciclismo donde diferentes destinos mexicanos hicieron un trabajo excelente.

He aquí mis vivencias de un viejo amor en los tiempos del Covid.

.

.

La Ventana,
Baja California Sur

La Ventana es un pequeño pueblo turístico a tan sólo 40 minutos de la capital de Baja California Sur, La Paz. 

Orígenes pesqueros

Los orígenes de esta pequeña población frente a las playas del Mar de Cortés son estrictamente pesqueros.

La hermosa y gigantesca bahía se enmarca bellamente con la Isla Cerralvo y esta cualidad panorámicamente espectacular también ha ofrecido un hábitat idóneo para diferente fauna marina que dio origen a la comunidad pesquera de la bahía.

▂▂▂▂▂▂
La línea costera  se adorna con las azules aguas del Golfo de California y la isla misma, contrastando con un paisaje desértico donde miles y miles de cardones emergen desde las planicies del gran valle que asemejan manos implorando al cielo por un poco de agua.

Los vientos favorables

Estos factores que al ojo del espectador ofrecen un paisaje inusualmente espectacular, crean un efecto climático muy peculiar.

Es decir, cuando las tormentas invernales azotan las rocallosas en los Estados Unidos, en el Mar de Cortés hay vientos fuertes y helados que recorren sus aguas y que al entrar por el apretujado paso entre la Isla Cerralvo y la península crean un túnel de viento que se acelera aún más por el efecto térmico que ofrece el desértico valle. 

.

.

Este fenómeno climático empezó a atraer a cientos de entusiastas de deportes de viento durante la década de los años ochenta. 

En aquel tiempo era el “windsurf”, una tabla de surf pegada a un mástil que lleva una vela.

Fue así como una comunidad pesquera se fue transformando en una población orientada a los servicios turísticos. Es decir, pequeños hoteles y restaurantes emergieron atrayendo poco a poco a más personas.

▂▂▂▂▂▂
Debido a que los vientos del Noroeste o coyas —como les conocen los locales— no soplan todos los días durante el invierno, muchos de los visitantes que se convirtieron en residentes comenzaron a explorar y desarrollar senderos —como el caso de mi amigo Warren Bruce, originario de Canadá— en las montañas que abrazan el valle o en el valle mismo, atravesando inmensos bosques de cardones.

.

.

¡Senderos espectaculares!

¿El resultado? Una gran red de veredas con vistas espectaculares donde el primer plano es el desierto con su exótica flora que contrasta con las azules aguas de la bahía y la Isla Cerralvo.

Los recorridos  te pueden mantener entretenido por varias horas en estilo “cross country”, ya que después de un largo y extenuante ascenso, el ciclista es premiado con un divertido descenso con vistas hacia la bahía y las montañas desde las alturas: así es el recorrido de Minitas.

El recorrido de Punta Gorda es un deleite, pues entre subidas y bajadas, el sendero va costeando sobre un pequeño acantilado.

Por otro lado, las conocidas veredas de la parte sur te llevan entre un laberinto de cardones gigantes haciéndote sentir en otro mundo.

▂▂▂▂▂
Todas estos recorridos se encuentran en mi patio trasero, pues desde hace 5 años la La Ventana y El Sargento se convirtieron en mi hogar, donde mi esposa y yo tenemos un restaurante y un hotel: Nómada.

La ventana es un lugar idóneo para aquellos fanáticos de la bicicleta quienes complementan sus entrenamientos con deportes de viento (kitesurf, windsurf, foil, wing, etcétera), pesca o esnórquel en la Isla Cerralvo. 

◖Recomendaciones prácticas para hacer ciclismo de montaña en Baja California Sur

Mejor temporada para practicar
La mejor temporada para practicar el ciclismo en este sitio es desde principios de noviembre hasta finales de marzo, ya que la temperatura ambiente es lo suficientemente fresca como para estar expuesto al sol por varias horas en los desiertos y espectaculares senderos.

App para rastrear senderos

La mejor forma de recorrer y encontrar las veredas en el área es por medio de la aplicación trailforks que puedes bajar en tu dispositivo móvil.

Dicha aplicación te indicará dónde se encuentran los senderos y te ubicará en que parte de ellos te encuentras en todo tiempo y lugar por medio del GPS.

La valiosa ayuda de un guía local

Aunque la manera más segura y conveniente, es contratar un guía local que te llevará a las rutas que más se ajusten tanto a tu nivel físico como técnico. 

Una forma de encontrarlos y contratarlos puede ser visitando la página de las redes sociales de LaVamba (La Ventana Aérea Mountain Bike Association) que fue fundada por Warren Bruce.

▂▂▂▂▂▂
LaVamba no sólo te puede conectar con un guía local, sino que proporciona información sobre el estado en que se encuentran los senderos del área, ya que en forma constante les dan mantenimiento y abren nuevas rutas.

Así mismo te indicarán donde puedes rentar bicicletas y otros detalles para practicar en forma el ciclismo de montaña en Baja California Sur.

.

.

Las Barrancas del Cobre

A finales de la década de 1990 este destino atraía a muchos ciclistas de América del Norte para explorar su interminable red de senderos.

Desgraciadamente, hubo un par de incidentes que bastaron para que el turismo de ciclismo de montaña en las Barrancas del Cobre se desterrara.

En mis tiempos de guía de ciclismo visitaba y llevaba turistas a esta área con bastante regularidad. A decir verdad nunca dejé de visitar este sitio pues el recorrido en el tren Chepe desde el estado de Sinaloa es un ritual paisajista que no puedo dejar de hacer.

▂▂▂▂▂▂
Las vistas durante la época de lluvias o poco después de que éstas finalicen (octubre-noviembre) ofrecen escenarios fuera de este mundo.

Los ríos caudalosos recorren los estrechos cañones y las coníferas dominan el ambiente.  

La pequeña población de Creel que se encuentra en la sierra Tarahumara da el aspecto de ser un pequeño pueblo vaquero con muy poco que ofrecer además de las grandes comodidades de su diversidad de hoteles.

Sin embargo, los valles, las cascadas y los cañones a su alrededor invitan a pasar el día fuera del pueblo.

.

Ciclismo de montaña en tierra rarámuri

La sierra lleva su nombre en honor a los rarámuri, también conocidos como tarahumaras. Lo cual traducido al castellano significa “pies ligeros”. 

El paisaje de la sierra se encuentra entrelazado con este grupo etnico, tanto que las montañas, bosques, cascadas y cañones parecieran incompletos sin la presencia de sus coloridas ropas.

Los rarámuri han habitado estos lugares desde hace milenios y viven en pequeños asentamientos. De hecho, muchos de ellos habitan en los cañones durante el invierno y en la sierra durante el verano.  

▂▂▂▂▂▂
Debido a que se encuentran dispersos en la sierra y cañones, sin formar grandes asentamientos humanos, en el andar han desarrollado una basta y prácticamente interminable red de senderos los cuales vale mucho la pena explorar haciendo ciclismo de montaña.

.

.

¿Qué rutas te recomendamos?

Alrededor de Creel puedes recorrer la Ruta de los Valles, la cual te lleva a través de las mesas del bosque que desemboca en el Valle de los Monjes, llamado así por sus formaciones rocosas que asemejan a unos monjes en oración.

Después el recorrido sigue por un serpenteante y divertido trayecto tipo cross country, que va por la orilla del lago Arareko.

.

.

Otro bello recorrido desde Creel comienza en el bosque y termina en las cascadas de Cusarare.

▂▂▂▂▂
Los senderos parecieran nunca haber sido rodados por una llanta de bicicleta, lo cual le da una sensación de exploración.
Hay varios ascensos y descensos que finalizan al cruzar el mismo río que lleva el agua hacia las cascadas.

Para hacer este recorrido es necesario organizarse con un chofer para que te espere en Cusarare y te regrese a Creel.

.

.

Si te gusta el senderismo…

El único sendero construido o habilitado para la caminata de turistas y bicicletas se encuentra en la cercana población de Divisadero y se le conoce como la Ruta de las Barrancas. 

El camino serpentea la orilla del cañón con vistas espectaculares y panorámicas del cañón. Entre subidas y bajadas técnicas irás perdiendo altitud poco a poco, pero la buena noticia es que al final del recorrido se encuentra la estación del teleférico, el cual puedes utilizar para subir nuevamente al Parque de Aventura de las Barrancas.

▂▂▂▂▂▂
Y si en realidad quieres pasar varios días explorando el área en bicicleta, es altamente recomendable descender a la población de
Batopilas que se encuentra en el fondo del cañón y lleva el mismo nombre. El recorrido a Cerro Colorado es muy divertido y bello gracias a la vegetación desértica.

Para quienes desean explorar esta área recomendaría viajar en el tren que parte desde Los Mochis o desde la población de El Fuerte, que vale la pena visitar por un día o dos. Ambos lugares en el estado de Sinaloa. 

El tren turístico cuenta con servicios de primer nivel, sin embargo, no admite bicicletas como equipaje.  Así que la puedes enviar como carga en el tren que parte un par de horas antes.

Recomendaciones

Los recorridos en bicicleta dentro de la sierra diría que son prácticamente imposibles de hacer sin un guía.

Y para eso nadie mejor que mi viejo amigo Enrique Parra, quien conoce los senderos del área como la palma de su mano.  Enrique podrá ayudarte a trazar la ruta y la logística necesaria.  

La mejor época del año para visitar esta área y hacer ciclismo de montaña es de marzo a octubre si es que sólo recorreras los senderos alrededor de Creel y Divisadero.

▂▂▂▂▂▂
Si te adentras en el cañón te recomendaría ir durante los meses de marzo y abril, así como octubre y noviembre. De tal manera que dentro del cañón no haga mucho calor y la sierra no esté muy helada.

También en esta edición

Compartir