mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Malinalco en 3 tiempos

Este Pueblo Mágico mexiquense se arraiga en el alma a través de sus sabores.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

▃▃▃▃▃▃
A Malinalco se llega para recorrer su célebre zona arqueológica (por ahora cerrada debido a la pandemia) y admirar de cerca los frescos del Convento de la Transfiguración, aún habitado por monjes agustinos y, a un costado, la Iglesia del Divino Salvador.

Lo cierto es que este Pueblo Mágico del Estado de México echa raíces en el alma a través de sus sabores: auténticos de pueblo, con propuesta contemporánea o en la fusión con otros gustos. 

Basta con andar por sus calles empedradas para que los aromas que emergen de estas cocinas te atrapen y desees quedarte unas horas más, unos días más o, al menos, regresar una y otra vez. 

Aquí, Malinalco en tres tiempos:
para desayunar, comer y cenar,
que si se comparte con amigos
o en familia sabe mucho mejor. 

.

.

❖ CASA COLIBRÍ

Hay rincones donde el corazón se regocija a través de los cinco sentidos. 

Desde Casa Colibrí, la mirada viaja entre frondosas e imponentes montañas. El oído se deleita con el cantar de las aves, que sobrevuelan cerca de uno de los conventos agustinos más bellos de México. 

El olfato es seducido por el aroma del pan recién horneado. El gusto se enriquece con las recetas ancestrales de cocineras tradicionales mexiquenses. Y el tacto es imposible tenerlo quieto cada vez que un platillo llega a la mesa. 

Esto es sólo una probadita de lo que se vive cuando uno cruza la puerta de Casa Colibrí, la parada gastronómica perfecta para viajar por los sabores de este pueblo, uno de los más bellos y muy cercano —dos horas, máximo— de la CDMX. 

____________
FOTOS CORTESÍA:

Casa Colibrí / Omar Reyes

❖ De la tierra a la mesa

Situado en una bella casona de principios de 1900, este restaurante conquista a residentes y viajeros con platillos creados en su mayoría con ingredientes locales, recién cultivados en las afueras del pueblo o comprados directamente con los marchantes de la plaza, mismos que dan júbilo, todos los días, al corazón de Malinalco.

▂▂▂▂
Entre otros platillos, encontrarás en el menú:

molletes de la casa (en pan chapata y con cecina)
sopes prehispánicos (con cecina, chorizo y chapulines)
tamal de cochinita pibil
lasaña Matlatac
(con base de tortilla)
costillas salvajes de jabalí
sopa de cebolla
tlayudas
bolitas de plátano

Mientras el festín sucede en los fogones, más vale tomarse el tiempo para explorar cada rincón de la casona.

.
.

❖ La mejor vista de Malinalco

Es irrefutable: Casa Colibrí además de ser la escala gastronómica imperdible, también es el mejor lugar para apreciar en todo su esplendor los paisajes que Malinalco regala. ¿Por qué? Muy simple, se ubica en la esquina más concurrida, justo donde convergen la Plaza Principal y la calle Vicente Guerrero. 

Pero, vamos por partes. Tras cruzar la puerta de la casona, uno se topa con un salón de paredes de adobe, decorado con un mural en el que se han trazado las ocho especies de colibríes que habitan en Malinalco y que, además, son fáciles de contemplar.

Le sigue un patio, en donde un enorme árbol frutal es el centro de atención, así como el letrero neón de “Malinalco Mi Amor” enmarcado por algunos cactus. No hay comensal que se resista a llevarse una postal de este colorido rincón. 

Al subir las escaleras, se llega al balcón: un largo pasillo flanqueado por una pared tapiada de artesanías, muchas de ellas regaladas por los mismos viajeros. Espejos, querubines y corazones de latón forman parte de la decoración. 

▃▃▃▃▃▃
La gran sorpresa está en el tercer nivel, donde la terraza devela el llamado “Cerro de los Ídolos”, en el que se sitúa la zona arqueológica de Malinalco. Sí, ésa donde los mexicas realizaban ceremonias de iniciación de los guerreros jaguar y águila y cuyos tres basamentos están prácticamente tallados en la montaña. 

La vista también incluye
Plaza Principal
Parroquia del Divino Salvador
y el Convento de la Transfiguración

____________
¿Dónde está?

Plaza Principal 106,
esquina Vicente Guerrero.

Horario de servicio:
Jueves de 13:00 a 22:00 hrs.
Viernes y Sábado
de 9:00 a 22:00 hrs.
Domingo de 9:00 a 19:00 hrs.
En Instagram y Facebook:
Restaurante Casa Colibrí 

.

.

TRATTORIA PACHARÁN

Malinalco hay que recorrerlo a pie y a paso lento para dejarse envolver por esa vida apacible que logra desconectarnos de la rutina. 

Pero también para disfrutar de su atmósfera bohemia, pues aquí saben convivir perfectamente esos sitios que ponen en alto la cultura mexiquense, desde talleres, galerías y restaurantes de cocina tradicional hasta espacios que nos brindan la oportunidad de conocer el arte y los sabores de otras regiones del mundo, como sucede en Trattoria Pacharán

FOTOS CORTESÍA:
Trattoria Pacharán
/ Edmundo Cambrón

Un espacio digno
de estrella Michelin 

Una terraza al aire libre con mesas de madera dan vida a este espacio gastronómico posicionado como uno de los mejores de Malinalco, pues, tras bambalinas, trabaja el talento del chef William Lattuf. 

De orígenes libaneses e italianos, William cultivó su amor por los fogones gracias a su nonna (abuela materna), quien le reveló un sinfín de secretos culinarios. Sin embargo, su mayor expertise lo adquirió en Europa, donde se formó como licenciado en artes culinarias y colaboró con chefs de la talla de Massimo Bottura y los hermanos Roca, distinguidos con estrellas Michelin. 

Después de conquistar paladares en el Viejo Continente y en hoteles de talla internacional en la Riviera Maya, el chef William Lattuf decidió crear su propio espacio en Malinalco para entregarle la mejor experiencia culinaria a los locales principalmente y a los viajeros que buscan otros sabores. 

Así es como nace Trattoria Pacharán, donde la creatividad de cada platillo no sólo se ve, también se paladea.

.

.

Pizzas, pastas
y algo más

El comensal que ocupa una mesa en Trattoria debe estar listo para disfrutar la fiesta de sabores que hay en cada pasta, pizza a la leña, corte de carne e, incluso, hamburguesas y hot dogs. 

Los ingredientes de cada plato son especialmente seleccionados para dar ese toque vanguardista. Por ejemplo, en la pizza Paulina (en honor a su esposa) se encuentra la inspiración de un clásico plato de quesos franceses al combinar lo robusto de un gorgonzola con la sobriedad de unas nueces pecanas y la dulzura de la miel virgen de Malinalco. 

Otro placer gastronómico es Tartare di tonno, una entrada que presume la frescura del mar y uno de los ingredientes más tradicionales de la gastronomía italiana, el atún. Sin duda, es un favorito con el clima caluroso de Malinalco. 

Si se trata de pastas, diseñadas para compartir, nada como la pesto, porque es donde William recuerda las lecciones de su abuela, pues su receta ha pasado de generación en generación. 

La bollería horneada en casa
y salsas y aderezos
consiguen dar el toque perfecto
a cada platillo.

❖ A fuego lento

Otro diferenciador de Trattoria Pacharán es su cocina de humo, donde la carne previamente ahumada durante más de 16 horas se transforma en hamburguesas y otros deleites. Así que prepárate para probar el mejor pulled pork y brisket de tu vida. Para algo más sustancioso, las costillitas harán que te chupes los dedos.  

Si aún queda espacio, echa un vistazo al menú de hot dogs y estilos de papas. 

________
¿Dónde está?

Hidalgo 111.

Horario de servicio:
lunes, jueves y domingo
de 13:00 a 21:00 horas.
Viernes y sábado
de 14:00 a 22:00 horas.
En IG y FB: Trattoria Pacharan

MESTIZO

Para seducir al paladar con sabores únicos, que difícilmente se hallan en otra latitud, hay que acudir a Mestizo Malinalco, un restaurante que eleva la gastronomía mexicana con el encuentro de dos cocinas: la mexiquense y la oaxaqueña.

▂▂▂▂▂▂▂
Ubicado en calle Progreso, otra de las principales arterias de este Pueblo Mágico, los chefs Juan Manuel Chávez y Carlos Ovalles se encargan de crear cada semana platillos sorprendentes con los ingredientes más frescos, como el aguachile pasión mixe (camarones en salsa de maracuyá y chile pasilla), tostadas de barbacoa de lengua de res o molotes de plátano macho rellenos de queso crema sobre mole coloradito. 

También hay deliciosas opciones con vegetales, como el caldo de chilacayotes tiernos y chayotes criollos con pápalo. Solo hay que preguntar cuál es la inspiración del día. 

___________
FOTOS CORTESÍA:

Mestizo Malinalco /
Omar Reyes
y Edmundo Cambrón.

Sin embargo, hay algunos platillos que se han posicionado entre los consentidos y, de ahí, que sean las recomendaciones para quienes visitan Mestizo por primera vez. 

Las pizzas artesanales de Mestizo son un must de Malinalco. No se puede partir de ahí sin deleitarse con una rebanada de la Nanixhe (con quesillo, requesón, flor de calabaza, champiñones, arúgula, jitomate cherry y pesto de hoja santa) o con una tlayuda personalizada. 

Y los fines de semana hay que pedir la costilla de cerdo a los cuatro chiles con hormiga chicatana. 

Con estos platillos que integran ingredientes de ambos estados se comprende desde el primer bocado los sabores de Mestizo, esos que los han colocado entre los favoritos del pueblo. 

.
.

❖ Con sazón de mamá 

¿Qué tienen en común Oaxaca y el Estado de México? Además de las creaciones de Mestizo, hay una historia que comparten los chefs.

Juan Manuel y Carlos heredaron la sazón de sus madres y de sus abuelas al querer cocinar como ellas, pero hay un sabor que les acompaña desde su infancia: el de las albóndigas. 

Ambos recuerdan con especial cariño la preparación de carne y arroz en un caldo de jitomate con chipotle, y aseguran que a ellos también ya les sale muy bien. Juan Manuel comenzó su gastronómico sazonado ya con sopa de pan, frijoles, tostadas de haba; y Carlos con mole, chocolate y arroz.

.

El otro anfitrión

A primera vista llama al interior su decoración con artesanías de latón, que decoran las paredes y que cuelgan de su techo, y puertas transformadas en mesas, pero es el olor a chiles secos y hierbas aromáticas el que invita a elegir un sitio para sentarse. 

Salones de estilo bohemio (Frida y Guelaguetza) buscan que cualquiera se sienta reconfortado, pero es la terraza con vista hacia la montaña, hacia el fondo del local, la que incita al desenfado. Ahí, rápidamente, los más soleados días se transforman en estrelladas noches. Y hay momentos en los que la luna funge de compañía. 

Y justo en esta área es donde los comensales pueden conocer a un anfitrión inesperado: Quesillo, un gato cuyos ojos azules enamoran a todo aquél que le preste atención.

Desde que llegó, hace un año, se apropió del restaurante y de los chefs, quienes hasta le crearon su propia cuenta en Instagram. 

Catas de mezcal

Hay una bebida que hermana a Oaxaca especialmente con Malinalco: el mezcal. 

En Mestizo, además de organizar catas y maridajes especiales bajo reserva, cuenta con diversos cocteles preparados con este destilado. Para el Mazcalerita, de lo más pedido, se mezcla jugo natural de naranja, lima y toronja con mezcal en una cazuela de barro escarchada.

_________
¿Dónde está?

Progreso 6.

Horario de servicio:
martes a viernes de 14:00 a 21:30 horas,
sábado de 10:00 a 22:00 horas
y domingo de 10:00 a 18:00 horas.

En FB: Mestizo
y en IG: Mestizo.Malinalco

También en esta edición

Compartir