mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

El Centro Histórico de Puebla en silla de ruedas

Un recorrido pensado para personas con capacidades especiales. Esta Ciudad Patrimonio está más que lista para ser recorrida en silla de ruedas.

Por: Jimena Acevedo Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

.

 

 

A nuestro país le falta un largo camino por recorrer en cuanto a infraestructura para personas con capacidades diferentes… No obstante, en los últimos años algunos destinos han hecho cambios importantes para aumentar su accesibilidad, y a estos esfuerzos se ha sumado la iniciativa privada.

Centro Histórico de Puebla

Desde 2013, la ciudad de Puebla empezó a transformar su Centro Histórico para hacerlo más accesible a usuarios de sillas de ruedas. Si bien no todos los atractivos están habilitados (por ejemplo, no hay elevador para subir a la Biblioteca Palafoxiana), aquí te presentamos una buena ruta que te dará un panorama bastante completo de Puebla, la ciudad con más densidad de monumentos coloniales en México.


¦ Zócalo ¦

Inicia tu recorrido en el Zócalo, que tiene suficientes rampas de acceso. A un costado puedes explorar la Catedral, el Palacio Municipal, y los restaurantes y comercios de los Portales (el mole y las chalupas del Royalty son bastante buenos).


.

¦ Museo Amparo ¦

Después ve por la Calle 2 Sur hacia el Museo Amparo, uno de los más fascinantes la ciudad, que tiene importantes colecciones permanentes de arte prehispánico, virreinal, y del siglo XIX, así como exposiciones temporales de arte contemporáneo y otros temas.

Este museo está acondicionado para sillas de ruedas. Si no tienes demasiado tiempo, nuestra recomendación es que disfrutes la colección de arte prehispánico, veas la impresionante Línea del Tiempo del México antiguo y subas a la terraza de la azotea para admirar desde allí las bonitas cúpulas que dan un carácter único a la ciudad.


.

¦ Parroquia del Sagrario Metropolitano ¦

Si te gusta el arte religioso virreinal puedes continuar por la Calle 2 Sur hasta la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, también conocida como Parroquia del Sagrario Metropolitano, que tiene un hermoso retablo barroco y algunos tesoros de arte religioso.

A partir de allí los cruces ya no tienen rampas de acceso, por lo que te sugerimos regresar por la misma calle hacia el Zócalo, esta vez para cruzar la Alameda y continuar en dirección opuesta (norte), pero una cuadra más arriba, es decir, por la Calle 5 de Mayo para seguir con tu recorrido del Centro Histórico.


¦ Capilla del Rosario ¦

Esta avenida te conducirá al Templo y Exconvento de Santo Domingo, que reconocerás por su fachada color granate. La joya más valiosa al interior es la Capilla del Rosario, una de las obras maestras del barroco novohispano en México. De finales del siglo XVII, su profusa decoración está hecha de estuco cubierto con láminas de oro (se dice que de 24 quilates en gran parte).

Vale la pena escuchar la explicación de los guías autorizados a cambio de una contribución voluntaria. Por último, considera que la iglesia suele cerrar a la hora de la comida.


¦ Exconvento de Santa Mónica ¦

Siguiendo por la misma calle peatonal, recorre unas seis cuadras más hasta la esquina con la 18 Poniente, donde está el Templo y Exconvento de Santa Mónica, en cuya cocina las monjas agustinas inventaron los chiles en nogada para deleitar a Agustín de Iturbide a su paso por Puebla en 1821.

Podrás conocer esta famosa cocina en compañía de un guía. El claustro, convertido en el Museo de Arte Religioso de Santa Mónica, conserva obras de artistas virreinales de la talla de Juan Correa, Juan de Villalobos, Miguel Cabrera y Miguel Jerónimo Zendejas, entre otros.

También en esta edición

Compartir