Iniciar sesión
México Desconcido
Destinos

Pueblos Mágicos para este verano

Este verano que viene será el mejor de toda nuestra vida. Las personas, sus ojos, sus caras, sus manos tendrán un valor adicional a lo vivido. Con los corazones agradecidos, viajaremos de nuevo por nuestro hermoso país y sus Pueblos Mágicos…

Tequila, Jalisco


Si tienes un solo día para escaparte y pasarla bien, recomendamos el tour de ida y vuelta organizado por José Cuervo desde Guadalajara. El tren Jose Cuervo Express sale de la estación a las 9:00, dos horas después llegarás al Pueblo Mágico. El paseo incluye una cata y un recorrido por la fábrica La Rojeña, la más antigua de Latinoamérica. Luego de comer, organizan un paseo por las calles más emblemáticas. El regreso es por autobús a las 19:00 para llegar a Expo Guadalajara una hora más tarde.

Si decides extender tu visita, explora los campos de agave para ver a los jimadores haciendo su trabajo. Tómate un coctel en el bar Chucho Reyes de Solar de las Ánimas al atardecer y duerme en el mismo hotel, el más lujoso de Tequila.

Mazunte, Oaxaca


Es una de las playas más bonitas de Oaxaca. Además de disfrutar su excelente clima, te recomendamos moverte a disfrutar del amanecer al extremo occidental de la bahía, donde se forma una media luna conocida como Punta Cometa, lugar considerado cósmico y energético.

Otro imprescindible es el Centro Mexicano de la Tortuga, donde podrás colaborar en el rescate de estos reptiles con voluntariados de mínimo un mes. Hospédate en hotel Zoa.

Todos Santos, Baja California Sur

Rústicas calles e inmuebles, huertas familiares, sabores de mar y tierra norteños, arte por doquier y la fuerza del oleaje del Océano Pacífico lo hacen un imán atrayente.

Surfistas de todo el mundo buscan la ola perfecta en sus playas, como La Poza, Batequitos, San Pedrito, Cerritos, Punta Lobos y Los Esteros de olas fuertes.

Después de tomar una clase de surf (pregunta en tu hotel) ve a la Misión de Todos los Santos fundada en 1733.

Cuetzalan, Puebla


Como surgido de un cuento, entretiene la imaginación con sus calles empedradas, los alcatraces que Don Goyo pinta y los huipiles que las mujeres bordan. Pero el protagonista de aquí es la naturaleza, con sus cafetales, helechos arborescentes y la niebla…

Ve a la Casa de Cultura donde conocerás la obra de Gregorio Méndez Nava –el artista que a pinceladas cuenta la esencia del pueblo–, también es el sitio del Museo Etnográfico Calmahuistic.

Los domingos, en la Plaza Principal el pan dulce se acumula en cerros de azúcar, los viejos ofrecen remedios para las dolencias, el aire es una fábrica de aromas que por momentos entrega olor a café, a canela. Es también uno de los días en que los hombres pájaro se descuelgan del tronco que hay en el pórtico de la parroquia. Se trata de la Danza de los Voladores, ese elocuente ritual prehispánico que resume la cosmogonía totonaca, la conexión entre hombres y dioses.

Taxco, Guerrero


Sus calles y plazas tienen un aspecto de antaño, principalmente la Parroquia de Santa Prisca, considerada una joya del barroco mexicano. Tienes que entrar también al Museo de Arte Virreinal, destacado también por su fachada de piedra labrada, donde podrás aprender acerca de la historia de este pueblo mágico, de su trabajo minero, además, hay una exhibición objetos de arte sacro. Y, ¡no olvides las compritas de joyas en plata!

Sayulita, Nayarit


Es un destino de surf ubicado en la Riviera Nayarit. Es hogar de extranjeros cuya personalidad cálida y divertida se suma a los paisajes naturales, a las coloridas casas, a las callejuelas llenas de vida. Aquí lo básico es presenciar alguno de los torneos de talla internacional de surf; tomar una clase de este deporte; bailar cumbias en el Club de Playa Camarón; y dormir junto al mar en Amor Boutique Hotel, o si tienes menos presupuesto, en el pueblo, en FB: Luna Azul Bungalows Sayulita.

Tulum, Quintana Roo

Los llamados tuluminatis son residentes de la Riviera Maya que han sido atrapados por su energía mágica y que se dedican a enseñarles a los demás lo felices que son. ¡Imítalos! Pasa horas viendo las estrellas, sintiendo la brisa del océano en tu rostro y probando platillos exóticos y sanos.

Practicar yoga o tomar una terapia de sonido en alguno de sus hoteles junto al mar es un imprescindible (Azulik o Maya Tulum). También prueba la cocina local de la Península en un puesto que todos conocen y recomiendan: Tacos Honorio (la torta de cochinilla pibil es la estrella).

Siguiente artículo

Planes de fin de semana

Continuar
halfbanner Publicidad
Comentarios