mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Querétaro: hedonismo, arte y relajación

Un viaje relámpago, con todas las medidas de salud, me hizo visitar esta ciudad del Bajío y recobrar serenidad, asombro y felicidad.

Por: Angélica Navarro Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

♦ Una amiga
me insistió muchísimo en ir.

Entre la pandemia y por mis labores maternales me resulta cada vez más difícil salir de las estrechas paredes que han sido testigo de un tobogán de emociones durante nueve meses.

De rendirse, reír, llorar y luchar estuvieron hechos los episodios en este tiempo.

♦ El plan

La idea era ir de viaje relámpago en auto y con actividades programadas para tener un poco de todo: comer delicioso, ver paisajes, dejarse consentir y sensibilizarnos con arte contemporáneo.

Con duda en el corazón,
le mandé el mensaje resolutivo: sí voy.


La Solariega

La primera parada fue La Solariega, una hacienda que cuenta con una construcción que data de finales del siglo XVII y que ha sido recuperada para convertirse en un espacio amplio donde convive lo antiguo —muros gruesos y altísimos— con mecanismos contemporáneos —como el techo plegable que permite ver la bóveda celeste.

Este salón se llama Casa Fuerte y está disponible para realizar cualquier tipo de eventos.

El espacio

Si vas por tu cuenta, la hacienda representa un lugar donde podrás ver arquitectura contemporánea, comer platillos creados con ingredientes locales (en lo posible) y brindar con una cava que privilegia el consumo de productos nacionales: vinos, mezcales, licores y cervezas artesanales te deleitarán.

Lo relacionado a alimentos está a cargo de Altoclaro tanto en servicio en restaurante como en banquetes, para lo cual hay equipos especializados en ambos casos.

.

Las actividades

Alex y Tete están consagrados al crecimiento y desarrollo de La Solariega, y gracias a las alianzas fraternales que realizan con otros emprendedores del Bajío, podrás ser partícipe de alguna actividad que se relacione con el goce de los sentidos (con Hedoné Experience, por ejemplo) y con la conciencia por el cuidado ambiental. Checa su página.

Jardines, espejos de agua, cactáceas, terrazas, un incipiente viñedo y calidez humana se vive en Hacienda La Solariega, ubicada en el municipio de Huimilpan, al sur del estado de Querétaro; a tan sólo 25 minutos del centro de la ciudad.


Dulces sueños y mejores amaneceres

Por desgracia, aún no hay hospedaje en La Solariega. Por fortuna, atendimos a la recomendación de nuestra colaboradora Omelette que estuvo en La Casa del Atrio, ya que es un hotel boutique petfriendly.


Ubicación

De entrada, la ubicación en el corazón del Centro Histórico de Querétaro es un lujo.

Cuando llegas a su puerta, la de una casona del siglo XIX, no imaginas que el inmueble se extiende hacia el fondo, como si fuera un enorme pasillo, que comunica casi que a la cuadra siguiente.

Hay una tienda de antigüedades que te recibe y donde puedes pasar un buen rato disfrutando de la tranquilidad que se respira gracias a la acogedora atmósfera.

Tapetes de otras latitudes, figuras de barro, esculturas, pinturas de otros siglos. Entras y la pátina del tiempo te envuelve, ese olor que abraza y es simultáneamente cálido y saturado.

El agua y sus bondades

El baño es entre los rituales cotidianos el que se ha vuelto más codiciado de todos porque al ser mamá, sobre todo el primer año de vida de un bebé, vuelve muy complicado tomarse el tiempo suficiente para apapacharse, para disfrutar de cómo la piel recibe el agua y se relaja.

En este renglón quiero mencionar que su sistema de la regadera de lluvia permite que recibas una especie de masaje en la espalda o en los pies, incluso en la cadera, lo que me pareció fascinante.

.

Y el agua como elemento purificador sigue siendo protagonista y se magnifica con la oferta de hidroterapias en el spa.

Otro acierto son las tinas cuya vista da a un horizonte de edificios históricos mientras suena una delicada música oriental y huele a lavanda. Una experiencia que te devuelve el gozo. También doy fe de la calidad de sus desayunos con sazón casero y de la calidez de quienes los despachan.


Los detalles están por doquier: en sus 19 suites, en los patios, en la cocina, en la tienda. Entre ellos, menciono los siguientes:

blancos de calidad y diseño
camas con memory-foam
regaderas de lluvia
aromas relajantes
jabones artesanales
obras de arte

Dónde está

Calle Ignacio Allende Sur 15,
Centro Histórico, Centro,
Santiago de Querétaro, Qro.
T. 442 212 6314
Site

El arte y sus luces

La cereza del pastel en este viaje relámpago fue la visita al Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro, inaugurado en 2018 y que depende de la Secretaría de Cultura del estado.

La historia del inmueble merece difusión y quizá ser testigo de tantos siglos contribuye a que al recorrerlo viendo arte tan distante se vuelva una experiencia muy recomendable:

sensibiliza, su luz es relajante y sus amplias áreas de exposición.


El inmueble

El museo está en lo que en 1640 era el Convento de la Santa Cruz para albergar el primer Colegio de Propaganda Fide de América, desde donde partieron los misioneros franciscanos para evangelizar desde aquí hasta la Alta California.

En 1857, durante la Reforma, el convento se volvió bien de la nación y funcionó como cuartel militar. En la segunda mitad del siglo XX se convirtió en escuela primaria, hasta 2008 cuando el edificio fue desalojado y dejado al abandono.

.

 

Después de casi diez años, el inmueble fue totalmente restaurado para convertirse en un espacio de exposición moderno y seguro.

Cuenta con salas de exposición, cuartos de proyectos, una biblioteca/centro de archivo, una mediateca, bodegas y una sala de museografía.

A la importancia del edificio, se suma que el cubo de sus escaleras principales fue intervenido por el artista francés Yann Gerstberger que se valió de gises y crayolas para recrear elementos simbólicos de diferentes culturas como la africana y, desde luego, la mexicana.

La exposición

Se generó durante la pandemia la exposición Fiat Lux. En la muestra diversos artistas contemporáneos realizaron piezas que se vuelven atmósferas y que envuelven al espectador con proyecciones, sonidos, texturas.

Vale mucho la pena hacer la reservación para la visita y dejarse asombrar por las propuestas que hablan de fenómenos contemplativos, estéticos, sociales, arquitectónicos y tecnológicos.

Quizá la que más me gustó fue una instalación en la que al entrar a una especie de tienda de campaña veías una constelación de focos evocando la bóveda celeste.

Interesantes reflexiones sobre la violencia durante el confinamiento o el ingreso a una especie de muelle me dio la impresión de haber hecho un viaje dentro de un viaje.

Tal vez por eso este arrebato resultó tan reconfortante. Más vale saber reconocer la felicidad cuando la tenemos en esos pequeños momentos fugaces, como la luz.

.

 

Dónde está

Manuel Acuña esq, Av. Reforma Ote S/N,
La Cruz, Santiago de Querétaro, Qro.
Site
Facebook

También en esta edición

Compartir