mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Ruta de la sierra al mar en Jalisco

Jalisco lo tiene todo: pueblos encantadores, playas, bosques, gastronomía y lo más importante: la calidez de su gente. Aquí te proponemos una ruta que te lleva de la sierra al mar. ¡Disfrútala!

Por: Rodrigo Osegueda Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

__________________

Recorrer todos los rincones de Jalisco de un solo golpe puede ser una tarea complicada, sin embargo, puedes aprovechar las distancias cortas entre un destino y otro e ir armando rutas.

En esta ocasión nos internamos por la ruta de Mascota-San Sebastián del Oeste-Puerto Vallarta, en la Sierra Madre Occidental, donde recorreremos tres destinos únicos, llenos de historia y con grandes bellezas naturales.


.

__________________
Primer parada
Mascota

Iniciamos nuestro recorrido en Mascota, un bellísimo Pueblo Mágico, cuya vida se pierde miles de años atrás.

En 1525, los colonos españoles llegaron a la región e iniciaron la construcción de la cabecera municipal que hoy sorprende por su belleza y colorido.

En 1825, Mascota recibió su nombre, que en náhuatl quiere decir “culebra”.

¦ Atmósfera

Hoy en día Mascota es el lugar ideal para retirarse y descansar.

Sus grandes edificaciones de estilo colonial se acompañan por el ambiente sereno del pueblo, rodeado de numerosos cerros verdes que parecieran protegerlo.

La vida cotidiana está permeada del trabajo rural, por lo que aún es común ver imágenes de un México arcaico, lo que permite disfrutar aún más su autenticidad.

Restaurantes de alimentos frescos, cafeterías y posadas con esencia colonial, todo ello ornamentado por la dulzura y amabilidad de la gente.


.

¦ Un poco de historia

Otro de los episodios que marcó Mascota fue la Guerra Cristera. Por ello, los monumentos religiosos no pueden pasar inadvertidos durante el recorrido. Hay dos lugares de suma importancia:

Basílica de Nuestra Señora de los Dolores al centro de la Plaza

Templo Inconcluso de la Preciosa Sangre de Cristo

Mientras el primero muestra la devoción del pueblo en su época colonial, el segundo muestra un paisaje alucinante formado por las ruinas de algo que sólo parcialmente existió.

Finalmente, no olvides visitar el Museo Estatal de Arqueología, el cual llena de orgullo a los mascotenses. En sus tres salas se exponen más de 600 piezas de cerámica que datan del año 800 a.C. y petroglifos encontrados en los alrededores del pueblo

Otros sitios de interés:

Hacia las afueras de Mascota, puedes hacer una segunda parada en Yerbabuena, una comunidad dedicada a la agricultura cuya belleza consiste en el contraste entre las edificaciones de teja y adobe comparadas con los campos de trigo y maíz.

Presa Chorrinchis: A las afueras de Mascota encontrarás este sereno cuerpo de agua en el que puedes dar un paseo en lancha de remos.


.

__________________
Segunda Parada
San Sebastián del Oeste

Continuamos nuestra ruta hacia otro Pueblo Mágico de gran esplendor: San Sebastián del Oeste. Ubicado en un valle, desde la llegada sorprende la imagen del pueblo, ya que las nubes descienden hasta su centro y pareciera haberse detenido en el tiempo.


¦ Ambiente

San Sebastián del Oeste fue, en su época de esplendor, un pueblo minero con cerca de 20,000 habitantes, aunque actualmente sólo hay 5,000. Debido al cierre de minas en el siglo XIX, el pueblo fue abandonado paulatinamente, lo que lo convirtió en un pueblo fantasma.

Del mismo modo que Mascota, hasta antes de la llegada de los españoles, la región estuvo habitada por los indígenas tecos. Sin embargo, quedan pocos vestigios de su presencia y hasta hoy en día la población tiene una identidad marcadamente criolla.

Actualmente, San Sebastián del Oeste vive una segunda época de auge gracias al turismo.

Entre sus principales atractivos al centro del pueblo se encuentran las posadas construidas en las antiguas casonas, todas las cuales lucen color blanco y ocre, tejas y giran en torno al Templo de San Sebastián.

.

¦ La estampa que enamora

Sin embargo, no sólo es lo apacible del pueblo el mayor atractivo, ya que San Sebastián del Oeste guarda sus tesoros en los cerros.

La visita al Cerro de la Bufa es imprescindible durante tu visita, puedes hacerlo caminando, en bicicleta, moto o auto.

_______________

La mejor hora para llegar es al amanecer, cuando las nubes se encuentran en su punto más bajo y se puede apreciar la salida del sol sobre ellas.

La imagen es alucinante: las nubes permanecen por debajo del cerro y da la sensación de estar contemplando un mar de nubes. Si tienes suerte, también podrás apreciar a lo lejos la Bahía de Banderas, cuyas playas bañan Puerto Vallarta.

 


Al descender puedes iniciar tu recorrido gastronómico en Real del Alto, donde los pobladores te invitarán a pasar a sus casas para degustar alimentos típicos.

En medio del poblado encontrarás la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, centro de peregrinaje de los habitantes de San Sebastián del Oeste, quienes celebran la fiesta patronal cada 12 de octubre.


.

¦ Atractivos que debes visitar

Casa Museo Conchita Encarnación: En una antigua casona conocerás cómo vivían las familias ricas de San Sebastián durante su época de esplendor minero. También escucharás divertidas narraciones sobre el porqué la mayoría del pueblo se encuentra emparentado entre sí.

Cafetales: San Sebastián produce su propio café, así que es el lugar ideal para que afines tu paladar. Si gustas del tabaco, también puedes probar los puros que se producen en la región.

Jardín Nebulosa: El restaurante de Proyecto Nebulosa te sorprenderá por su gastronomía y coctelería de autor, las cuales se realizan con los ingredientes de la zona, con lo que se exalta el sabor de la sierra.

.

.

__________________
Tercera parada
Puerto Vallarta

Se dice que la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Puerto Vallarta fue construida con material proveniente de cada una de las familias que fundaron la ciudad.

Una imagen muy simbólica cuando se piensa en que se trata de la “Ciudad más amigable del mundo”.

¦ Un poco de historia

A diferencia de Mascota y San Sebastián, Puerto Vallarta nació en 1852, cuando México ya era un país independiente.

Sin embargo, no fue sino hasta 1970 que adquirió el estatus de Ciudad, cuando se internacionalizó gracias a la filmación de La noche de la Iguana (1964). Hoy en día, este lugar que custodia la Bahía de Banderas es un destino para todo tipo de viajeros y es posible encontrar personas de todas las nacionalidades.

En Puerto Vallarta se mezcla lo más tradicional de la Sierra Madre Occidental y la apertura al mundo.

Todo ello se expresa en la gastronomía, las opciones de hospedaje y diversión. Aún con ello, hay algo que no cambia: la generosidad y hospitalidad de los vallartenses.

.

¦ Atmósfera

A la entrada puedes dar un primer paseo por el malecón. La mejor hora para visitarlo es durante el atardecer, ya que las puestas de sol son inigualables: generan destellos que van desde el rojo al púrpura.

Puedes aprovechar y refrescarte con agua de tuba, o sentarte en alguno de los restaurantes y bares que yacen a las orillas de la Playa de los Muertos.

Si visitas el centro durante el día, puedes recorrer el mercado de pulgas y artesanías o dejarte perder en las calles que rodean la Casa Kimberly, mejor conocida como la casa de Elizabeth Taylor.

Puerto Vallarta no duerme: entrada la noche se encuentran numerosas opciones para brindar, bailar o simplemente degustar una cena. Entre los puntos más concurridos está la zona romántica, que cuenta con diversos centros nocturnos dirigidos a la comunidad LQBTQ+.

¦ Actividades

Definitivamente, las aguas de la apacible Bahía de Banderas son ideales para realizar deportes acuáticos.

Si deseas dar un recorrido completo desde el mar, una gran opción son las embarcaciones que salen en la terminal de Vallarta Adventures y que te dirigirán a las playas sureñas.

Otro de los grandes atractivos de Puerto Vallarta es su gran variedad de opciones gastronómicas, que van desde las taquerías, hasta la cocina gourmet. No importa el lugar que escojas, todos los restaurantes tienen algo único que ofrecerte.

.

 

Aquí termina el viaje, nuevamente ante una puesta de sol, que pareciera que perseguimos desde Mascota, pasando por las densas nubes de San Sebastián y que se vuelve eterno a las orillas de la Sierra Madre Occidental.

Antes de despedirte, no olvides brindar con la tradicional raicilla, una bebida de agave, tradicional de la región y que actualmente vive su momento de rescate.

Cierra los ojos mientras la degustas y piensa en el recorrido, que como las bebidas espirituosas, fue de la tierra al cielo.

_______________

También en esta edición

Compartir