mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

San Miguel de Allende, riqueza cultural sin fin

Más allá de la Parroquia, este destino en Guanajuato es una gran opción de viaje corto en carretera. Esta Ciudad Patrimonio tiene muchas actividades culturales que te sorprenderán.

Por: Stefany Cisneros / Fotos: Stefany Cisneros Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

.

Cuando le dije a un amigo muy cercano que para conocer bien San Miguel de Allende (SMA) se necesitaba mucho más que un fin de semana se sorprendió sobremanera.

Y es que es común que se considere que los atractivos de SMA son únicamente la Parroquia y el centro. Sin embargo, no hay nada más lejano de la realidad.

Reconocida como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, San Miguel de Allende es un destino que lo tiene todo: bellas e interesantes exposiciones, conciertos memorables, actividades de aventura, emblemáticos edificios que no tienen punto de comparación y mucho más.

¡Descúbrelo!

Un paseo cultural por
San Miguel de Allende

Después de disfrutar de los hermosos paisajes que ofrece la carretera, llegamos a SMA; era mediodía y la temperatura era por completo agradable, no sentía ni frío ni un calor bochornoso. Luego nos detuvimos para hacer check in en el hotel Hilo Rojo y nos refrescamos un poco.

Mi habitación contaba con una terraza exclusiva así que, después de dejar la maleta, de inmediato aproveché para admirar la bella vista del lugar y para respirar aire fresco. La calma hizo que todo el cansancio del trayecto se esfumara en un par de minutos; estaba más que lista para descubrir este pedacito de México.

____________
Luego fuimos a comer a Hank’s, un restaurante con todo el encanto de la ciudad de Nuevo Orléans. Además de su bella decoración, este paraíso gastronómico se caracteriza por el excelente trato del personal y por sus platillos exquisitos y bien servidos. Sin duda, uno de mis favoritos fue el salmón fresco a la parrilla y, como postre, la trufa de chocolate oscuro.

Una vez satisfechos, decidimos hacer un recorrido por el centro y admirar la Parroquia de San Miguel Arcángel –que muchos solemos llamar erróneamente Catedral–.

Luego visitamos el Mercado de Artesanías
y aprovechamos para comprar
algunos souvenirs.

.
.

Italia y México,
dos naciones que se han unido
gracias al arte

Posteriormente, y para continuar con la expedición cultural, visitamos la exposición Viaje a Tolom y Pinocho alrededor del mundo en el Palacio Municipal. Éstas son parte de la muestra de Italia que, a su vez, pertenece al Festival del Mundo, una celebración que inició durante el mes de mayo de este 2021 y que permanecerá por varios meses.

De acuerdo con Paulina Cadena, directora de Cultura de SMA, la primera expo está constituida alrededor de una experiencia del célebre director italiano Federico Fellini; éste, enamorado de la obra de Carlos Castaneda, decidió visitar México para descubrir el encanto mítico de este país y luego escribir un guion para crear una película con base en su experiencia.

____________

No obstante, Fellini fue asediado por vivencias que lo perturbaron y que causaron que abandonara el proyecto antes de concretarlo; entre ellas, según se dice, estaban las advertencias de un brujo sobre posibles desgracias que afectarían e incluso que amenazarían la vida de Fellini.

Y aunque el guion de aquel cineasta
quedó inconcluso, su trabajo fue retomado
en un cómic que ilustró el artista
Milo Manara.

Por su parte, la exposición de Pinocho alrededor del mundo muestra diversas ilustraciones referentes al personaje literario italiano conocido como Pinocho –el cual fue creado por Carlo Collodi–. Además, como su nombre lo indica, estas obras son algunas de las representaciones que se han hecho de este icónico personaje en diversos lugares del planeta.

.

Cabe mencionar que durante el Festival del Mundo se ha tenido y se tendrá la intervención artística de diversos países latinoamericanos y europeos.

El primero fue Paraguay, después Italia y consecutivamente llegará Bolivia, Bulgaria y Cuba. Entre las múltiples muestras que locales y turistas podrán disfrutar hay conciertos, proyecciones cinematográficas, eventos gastronómicos, exposiciones fotográficas y de arte plástico, entre otras.

____________
Una vez que descubrimos más sobre la estrecha relación artística que se ha gestado desde hace mucho tiempo entre Italia y México, nos dirigimos al concierto de Vicenzo Danise, un extraordinario pianista que surgió de los barrios bajos de Italia y que ha encontrado a través de la música no sólo la salvación para sí mismo, sino también para ayudar a otros.

.

Algunas joyas culturales
y poco conocidas
de San Miguel de Allende

Al día siguiente desayunamos en El Petit Four, un bello sitio cuyo aroma era el del pan fresco. Después nos encaminamos hacia el Instituto Allende, un histórico inmueble que, durante más de 70 años ha formado a nuevos artistas y que también cuenta con bellas exposiciones artísticas.

Luego nos dirigimos hacia La Aurora, un lugar en el que todo el arte que puedas imaginar existe. Aquí tuvimos la fortuna de encontrarnos con el maestro Fernando M. Díaz, uno de los artistas contemporáneos más destacados de México, con quien pudimos disfrutar de una charla amena y muy interesante.

Y aunque queríamos seguir descubriendo el talento que abunda en La Aurora, era tiempo de irnos pues necesitábamos descansar.

____________
Y es que, después de tanto tiempo en casa y de salir sólo para lo indispensable, nuestra condición física no era la mejor. Así que nos dirigimos al hotel y ya descansados fuimos a cenar. Justo cuando salíamos del Hilo Rojo, comenzó a llover por lo que, al llegar a La Posadita no pudimos estar en la terraza.

Aún así, cuando la tormenta amainó, nos acercamos a la terraza; el resultado fue sorprendente, por un lado era posible disfrutar de una increíble vista panorámica y por el otro sobresalía majestuosamente la Parroquia. Sin duda, esa noche fue mágica. Aunque no tenía mucha hambre, decidí arriesgarme y pedir un pozole verde y no me arrepentí. El sabor y el aroma eran más que espectaculares.


“La última y nos vamos”

Al día siguiente ya no llovía, aunque permanecía un poco nublado. Aún así, luego de desayunar en el restaurante Fátima, aprovechamos para ir al Santuario de Atotonilco.

Al llegar nos recibió Luis Felipe, cronista de la ciudad. Cuando ingresamos al Santuario ya podíamos percibir la cercanía con las aguas termales; y aunque la humedad del templo era muy notoria, la emoción por conocerlo fue mayor.

.

Luego visitamos el Museo del Juguete Popular Mexicano o Museo La Esquina, un bello y colorido recinto en el que se exhiben 2,200 juguetes completamente mexicanos.

La experiencia fue sorprendente y es que, aunque el ingenio y la creatividad mexicana son bastante reconocidas, aquí pudimos apreciar piezas que parecían un extraño sueño hecho realidad (como el juguete de La Feria, donde un montón de calacas se divierten en los juegos mecánicos).


Después nos dirigimos al restaurante María Xoconostle y degustamos unas deliciosas enchiladas de camarón. Luego, cuando terminamos de comer y el transporte llegó por nosotros, una lluvia finísima –similar a un suave rocío– parecía darnos la despedida.

______________
Eso sí, todos prometimos volver, pues
sabíamos que aún quedaba mucho en
San Miguel de Allende por descubrir.

También en esta edición

Compartir