mexicodesconocido
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión

Tepoztlán, entre chinelos y casitas de pochote

Los chinelos son la artesanía y el personaje típico que representa a los morelenses. En el Pueblo Mágico de Tepoztlán su presencia es particular. Aquí te contamos de ellos y de las casitas de pochote.

Por: Stefany Cisneros Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

.

.

Llegar al Pueblo Mágico de Tepoztlán, Morelos, es fundirse en un gran abrazo con la naturaleza y con la riqueza cultural.

Aquí, los locales te reciben con una calidez sin igual y con los labios repletos de historias que maravillan a quien se tome el tiempo de escucharlas.

Además, posee una riqueza artesanal única, la cual se ve reflejada en los bellos trajes y máscaras que portan orgullosos los chinelos, así como en las pequeñas esculturas que de inmediato llaman la atención del viajero curioso. Se trata de las casitas de pochote, una maravilla que, lamentablemente, podría perderse para siempre.

 

Tepoztlán, un lugar
al que siempre debemos volver

Aún recuerdo la primera vez que visité Tepoztlán. Su encanto natural y pintoresco me maravilló de inmediato; en ese entonces iba con mi familia y, aunque era muy pequeña, logramos subir hasta la cima del Tepozteco.

 

____
Cabe mencionar que durante el recorrido nos encontramos con muchas especies de plantas y de animales.

Entre ellos llamó mi atención un curioso insecto de color azulado que era similar a un cienpiés. Para mi buena suerte, de inmediato se acercó un biólogo y me advirtió que no la tocara pues se trataba de una escolopendra, un pequeño invertebrado muy venenoso.

.

Después de que aquella advertencia se me quedara grabada para siempre, continuamos subiendo y fuimos testigos de cómo un esponjoso tejón distraía con su belleza a una chica mientras otro hurtaba una bolsa de chicharrones que descansaba junto a la víctima del delito.

Después todos nos reímos y celebramos la astucia de aquellos mamíferos. 

Fue así como, gracias a éstas y a otras muchas experiencias, prometí volver cada vez que me fuera posible; y, afortunadamente, es algo que he podido cumplir. 

.

El destino ideal
para cualquier tipo de escapada

Una de las últimas escapadas que realicé a este encantador Pueblo Mágico fue durante una práctica fotográfica (y con todas las medidas sanitarias requeridas).

Gracias a esto, y a la instrucción de los profesores, puse especial atención en los detalles que conforman al poblado. Y entre ellos, por supuesto, estaban las artesanías, así que rápidamente me atrajo el colorido y la variedad local que existía. 

Stefany Cisneros

Debido a esto, intenté recorrer muchas tiendas (aunque no todas las que había pues resultaba imposible lograr eso en unas cuantas horas). Por todos lados me encontré con:

• Huaraches
• Vestidos
• Cráneos
bien conservados de animales
• Figuras tejidas a mano
• Atrapasueños
que eran suavemente acariciados por el aire,
entre muchas otras artesanías y recuerdos.

No obstante, hubo dos que llamaron particularmente mi atención: las casitas de pochote y todo lo relacionado con los chinelos. 

Stefany Cisneros

.

.

☙ Casitas de pochote,
un prodigioso legado
que podría desaparecer

Seguramente alguna vez has visto esculturas talladas en madera; no obstante, ¿te imaginas esas mismas esculturas pero hechas sobre las espinas de un árbol? Si no, definitivamente debes ir a Tepoztlán antes de que estas maravillas desaparezcan.

Se trata de las comúnmente llamadas casitas de pochote y, como su nombre lo indica, son pequeñas esculturas labradas en las espinas de la ceiba petandra, también conocida como pochote, un árbol que puede llegar a medir hasta 40 metros y que está recubierto por espinas que suelen rebasar los dos centímetros de altura.

Dichas espinas son trabajadas por los habilidosos artesanos de la región con más de 50 herramientas para representar las casas, templos y otros lugares característicos de Tepoztlán. No obstante, a pesar del gran trabajo que conllevan, suelen tener un costo menor a $50 MXN por pieza. 

Como consecuencia y al no resultar tan rentable, muchos jóvenes han decidido abandonar tan tradicional oficio para dedicarse a algo que sea mejor pagado. Por ello, es importante que apreciemos y promovamos tan bello arte, de lo contrario, podríamos perderlo para siempre.

Stefany Cisneros

.

Los chinelos,
una tradición viva y muy colorida

Otro de los grandes atractivos de Tepoztlán es el Brinco del Chinelo. Se trata de una mágica tradición en la que, cada año, numerosos danzantes visten trajes hermosos, voluptuosos y bordados; portan máscaras de tonos rosados y rojizos y ostentosos sombreros que de inmediato llaman la atención de los visitantes.

Y aunque el Brinco del Chinelo ocurre durante el Carnaval de Tepoztlán, es común encontrar a alguno que otro chinelo por el centro en cualquier época del año.

Además, hay múltiples artesanías inspiradas en su honor. Por ello, además de las casitas de pochote, las máscaras de chinelos o cualquier otra artesanía relacionada con ellos seguramente será un excelente regalo para ti o para quien amas.

También en esta edición

Compartir