Iniciar sesión
México Desconcido
Destinos

Vive el arte en San Miguel de Allende

Sus calles serpenteantes, sus fuentes, parques, casonas son su corazón; pero su sangre es el arte que circula transformándolo todo. Experimenta esta ciudad Patrimonio de la Humanidad con ojo de artista experto.

Por: Prun Santos

 

 1  El mural en El Nigromante

En la Escuela Universitaria de Bellas Artes (El Nigromante) puedes admirar: Vida y obra del generalísimo don Ignacio de Allende que desde 1948 resumió la teoría sobre el muralismo.

Autores

José de Jesús Alfaro Siqueiros y sus entonces alumnos.

Lo relevante

Integrar la arquitectura y la dinámica en una pintura que si no te mueves, no entiendes.

Aunque inconclusa, no deja de ser una obra especialmente fenomenal. Tienes que experimentarla, no solo verla.

La historia del mural

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de los Estados Unidos creó un fondo de becas para soldados licenciados que pudieran vivir un tiempo en San Miguel de Allende y coincidió con el hecho de que El Nigromante tenía un programa de actividades que abarcaba todo el continente. Se prometió a los alumnos que sus maestros serían los grandes muralistas de México: Diego Rivera y José Clemente Orozco, pero ellos no atendieron la invitación.

En su lugar llegó José de Jesús Alfaro Siquieros, sí, ese que después se haría llamar David. Sus  alumnos satisfechos aprendieron del incipiente maestro que criticaba la obra de sus colegas (que los suyos eran “cuadrotes”, no muralismo) y sin querer fueron más que espectadores de lo que llamaría la historiadora y escritora hidrocálida Anita Brenner ( 1905-1974 ), el Renacimiento Mexicano para el movimiento muralista.

Los alumnos fueron Carl Young, Eugene Massin, Phil Stein (a quien Siqueiros llamaba “Estaño”), Ernest de Soto, Violet McCluskey, Leonard Brooks y James Pinto, entre otros, quienes imprimieron sus nombres en la historia del muralismo mexicano y en el libro Cómo se pinta un mural, del artista mexicano.

Dr Ignacio Hernandez Macias 75,
Centro.

 2  Centro de Arte y Diseño La Aurora

No muy lejos del centro, al norte, un poco antes de la salida a Dolores Hidalgo, hay un recinto que merece ser visitado. Quien hubiera pasado por aquí en 1902, se habría encontrado con la recién inaugurada Fábrica La Aurora.

Sus puertas de hierro forjado se abrían entonces como ahora, sólo que en ese momento el interior resguardaba el intricado proceso de los textiles.

Aquí se limpiaba, estiraba y torcía el algodón hasta transformarlo en hilos, hasta volverlo manta.

La fábrica aprovechaba el agua acarreada desde la Presa Las Colonias para generar su propia energía eléctrica, hasta que cerró en 1991 y al traqueteo de los telares siguieron el mutismo y el desempleo.

Una década después se deshizo el vacío que se había acumulado en salones y bodegas. Y el espacio fue ocupado por talleres y galerías de arte contemporáneo, por libros y joyas y artesanías.

Recintos de arte

Convertida hoy en un espacio de gozo, es casa de muchos artistas. Galerías y estudios, como el de Fernando M. Díaz, ofrecen lo mejor del arte contemporáneo. En su obra se puede advertir la búsqueda del blanco, la explosión de color, su alma sumi-e (atmósfera de contemplación), su alma judía… Su estudio-taller es muy original, tiene una vieja máquina para hacer papel de algodón.

Es fácil pasarse aquí el día, deambular de un rincón a otro, y descubrir, por ejemplo, los cuadros de Carlos Mérida, Chucho Reyes y Chávez Morado colgando en la galería La Buhardilla. Y con un poco de suerte puede verse al artista Kelley Vandiver pintar sus perros y gallos vestidos de santos.

Tip para el viajero

Buscar a Carlos Noyola, el dueño de la galería La Buhardilla, en La Aurora. No sólo sabe de arte y antigüedades, también platica con gusto sobre la colección de más de mil piezas, entre cartas y dibujos, que posee de Frida Kahlo.

Calzada de la Aurora s/n, La Aurora
T. 415 152 1312;
www.fabricalaaurora.com

 3  Mojigangas

Cindi Olsman conoció a las mojigangas en España, de ellas se tenía noticia como parte del entremés barroco desde los siglos XVII y XVII y actualmente son un tesoro etnográfico pleno de danza y alegría. Cindi es una talentosa artista y promotora de mojigangas en su país natal, Estados Unidos.

Hermes Arroyo tomó de Cindi la inspiración. Y con sus manos, imaginación y cariño ensalza la tradición cartonera del país realizando las mojigangas.

Cuándo verás mojigangas

Son piezas únicas que ahora danzan por las calles empedradas de San Miguel de Allende.

· En las bodas acompañan a los novios en su callejoneada
· Se usan en los teatros
· Se emplean en eventos públicos
· Y también en reuniones políticas
· Animan los carnavales de comunidades aledañas del Bajío

Participa de la alegría de las mojigangas. Sin moldes se crean los más fantásticos personajes y quien los manejan, se ganarán todo tu respeto; un arnés sostiene a la mojiganga, pero dentro va quien goza de la fiesta sin sentir su peso. Al caer el sol, simplemente bailan al son del mariachi en el Jardín Allende.

 4  Dormir en una casona llena de arte

Arquitectura antigua totalmente restaurada es un lujo que solo en algunas ciudades del mundo puedes tener. Desde la terraza de FK Hotel Boutique se tiene una magnífica vista, en la que se asoma el bello templo de la Inmaculada Concepción y está a unos pasos de El Nigromante y del Instituto Allende, donde aún se dan talleres para los que desean seguir la tradición artística.

El cuidado de los detalles está avalado por Hoteles Boutique de México y sorprende desde la llegada, pues pareciera una puerta común, pero al subir unas escaleras de piedra, se abre el panorama… ya estás en un patio central lleno de orquídeas, escuchando el agua correr de su fuente y, alrededor, las cómodas habitaciones. Descansar en una casa de 200 años de antigüedad que, además, está decorada con arte resulta muy inspirador y motivante.

Canal 50, Centro
https://hotelfk.jimdo.com/

 5  Festival Internacional de Jazz y Blues

Para complementar la experiencia bohemia, aparta en tu agenda el Festival Internacional de Jazz y Blues, que este año se celebrará del 11 al 15 de noviembre. Uno de los artistas invitados es el guitarrista francés Sébastien Giniaux, uno de los más reconocidos de la nueva generación de músicos inspirados por el gran Django Reinhardt. Sébastien, además, es apasionado de la pintura, compositor y toca diferentes géneros musicales.

Algo tiene San Miguel de Allende que las noches son bohemias; así que si no vas durante el festival es muy probable que dando vueltas por la plaza principal encuentres más de un lugar donde hay música en vivo con músicos de primer nivel: desde contrabajo (interpretando jazz) hasta trova o música para bailar. Hay para todos los gustos, así que no podrás irte de esta Ciudad Patrimonio sin haber vibrado con la música.

Siguiente artículo

Experiencias frente al mar

Continuar
Comentarios