nupcias
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Belleza

5 aceites esenciales para una piel sana

Aunque existen un sinfín de productos en el mercado para reducir los signos de la edad en la piel, la preferencia por alternativas naturales, como los aceites esenciales, está a la alza.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Si nunca has utilizado aceites esenciales de manera tópica, te estás perdiendo de los múltiples beneficios calmantes y embellecedores que ofrecen. Hay docenas con propiedades calmantes, limpiadoras, suavizantes y purificadoras, pero ¿cuáles son los mejores? Es cierto que tus preferencias y tu tipo de piel influyen en ello, pero con tantas opciones disponibles, elegir el que mejor se adapte a tus necesidades puede resultar confuso.


La clave para añadir aceites esenciales a tu rutina de skincare es utilizarlos correctamente, así que consultamos al equipo de expertos de dōTERRA, quienes nos compartieron algunos consejos y trucos de uso, así como recomendaciones en función de cada necesidad de belleza y cuidado de la piel.

Antes de comenzar, hay que recordar algunos aspectos básicos acerca del uso tópico de los aceites esenciales:

● Nunca es recomendado aplicar aceites esenciales puros directamente en la piel. Recuerda que se trata de potentes compuestos naturales que concentran en un par de gotas todo el poder de las plantas. Lo más recomendable es diluirlos previo a su aplicación en el rostro, siempre en un aceite portador como puede ser el aceite fraccionado de coco.

● Siempre compra aceites esenciales puros. Hay todo tipo de versiones de imitación y aceites perfumados que no contienen los mismos beneficios, y que no son de uso seguro.

● Todas las pieles son diferentes, es por ello que no todos experimentamos la misma reacción ante cada aceite. Si tras probar alguno no obtienes los beneficios esperados no te des por vencida. Hay cientos de opciones disponibles.


Aceite esencial de Incienso

Conocido como el rey de los aceites, el aceite esencial de incienso tiene propiedades calmantes para la piel. De hecho, los antiguos egipcios utilizaban la resina para todo, desde perfumes hasta bálsamos para calmar la piel. Sus propiedades calmantes y embellecedoras rejuvenecen la piel y ayudan a reducir la apariencia de las imperfecciones cuando se aplica de forma tópica.


Aceite esencial de Helicriso

El aceite esencial de helicriso, dulce como la miel, es conocido por renovar la piel. El helicriso es uno de los favoritos para el cutis y se incluye a menudo en los productos antiaging. Favorece una piel sana y brillante, reduce la aparición de arrugas, líneas de expresión y manchas.

El principal componente del helicriso es el acetato de nerilo, cuya eficacia para reducir las irritaciones de la piel se ha demostrado en investigaciones experimentales. El acetato de nerilo favorece el aspecto saludable de la piel y reduce la aparición de manchas y arrugas. El helicriso también es rico en acetofenonas y floroglucinoles, sustancias que favorecen el aspecto saludable de la piel cuando se aplican de forma tópica.


Aceite esencial de Neroli

Antimicrobiano, antifúngico y rico en antioxidantes, el aceite de neroli es una elección infalible para quienes luchan contra el acné y la piel irritada. Su aroma cítrico y floral dejará tu piel con una sensación y un olor fresco que durará todo el día.


Aceite esencial de Geranio

El aceite esencial de geranio es ideal para quienes tienen la piel seca, ya que elimina las células muertas y deja el rostro suave y limpio. El aceite de geranio es especialmente útil para quienes sufren de acné, ya que la eliminación de las células muertas a menudo favorece un cutis más claro.


Aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda no sólo tiene un famoso aroma calmante que a la gente le encanta, sino que también ofrece maravillosos beneficios para la piel. Cuando se utiliza de forma tópica, la lavanda puede mantener la piel y el cuero cabelludo con un aspecto limpio y saludable. También puede calmar pequeñas irritaciones de la piel.

Además, el aroma de la lavanda ayuda a crear un ambiente propicio para un buen descanso nocturno, por lo que el uso de este aceite esencial para calmar la piel a la hora de acostarse puede crear un espacio de relajación.

También en esta edición

Compartir