nupcias
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lunas de Miel

Descubre Querétaro en pareja

México es un tesoro. Cada estado ofrece encantos únicos que son muy difíciles de igualar. Querétaro tiene una ruta de haciendas, vinos, tabacos y quesos que bien vale la pena. Aquí te llevamos de la mano para que descubras su lado más romántico.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Dicen que Querétaro te pone de buenas y es verdad. Su diversidad de atractivos es asombrosa. Esta vez te llevamos a descubrir lugares únicos y fascinantes. Ya sea para una escapada romántica, la despedida de soltera, la misma boda y el inicio de la luna de miel.

Nuestra primera parada es la Hacienda La Venta. Tiene varios jardines dispuestos a grandes celebraciones. Está en el corazón de San Juan del Río, lo que la convierte en un lugar estratégico para tus invitados. La definen las palabras historia y calidez, aderezado con un nuevo salón con tecnología de primera.

Las habitaciones son espaciosas y muy lindas. Los portales son el marco ideal para el café de la tarde, mientras piensas en el día más importante de tu vida.

 

 


¿Te habrías imaginado que en Querétaro hay una fábrica de puros? Pues sí existe y su calidad es de exportación.

Nuestra segunda parada fue en Cházaro Cigars, cuyos puros hechos a mano cautivan a los sibaritas más exigentes. Vimos el proceso de producción y hasta participamos de una cata. El espacio está abierto a visitas guiadas y quedarán encantados de recibirlos.

Una buena idea para tu boda será contratar a un torcedor profesional para que prepare algunos puros al momento. Pregunta aquí todos los detalles.

 


Querétaro tiene mucha fama por sus vinos y Viñedos Azteca es, en parte, responsable de esto.

La propiedad es bellísima. Quedarás encantada con sus mariposas, caballos, aves y ¡el lago! De hecho, en estos tiempos, se ha convertido en un oasis para quienes buscan pasar un día lejos de todo y en comunión con a naturaleza. Están construyendo un hotel de lujo para que así, puedas disfrutar de la experiencia completa.

Probamos la etiqueta Pretexto, premiada con justa razón, aunque la variedad de caldos es bastante amplia.

 


Nuestra primera noche queretana la pasamos en Hacienda Tovares. Yo tuve el privilegio de disfrutar la suite nupcial y créanme, está espectacular. ¡Tiene un gran árbol junto a la regadera!

Este recinto tiene paisajes que se pierden en el horizonte, caballos espectaculares, pozos de aguas termales y una gastronomía para chuparse los dedos.

Pregunta por el jardín de cactáceas rescatadas y por el edificio Adventure (créeme, tus invitados lo amarán).

 

 

 


Los novios que hacen su boda de destino siempre están buscando actividades atractivas para hacer. Para eso o simplemente para pasar un día especial, Rancho Santa Marina es un sitio muy especial. Podrás pasar un día en contacto directo con la naturaleza, hacer tu pizza al horno con los ingredientes que recolectes en el huerto y gozar de una degustación de quesos, pan y vino.

El queso de la casa (en múltiples estilos) es delicioso. Compren para llevar a casa, ¡vale la pena!

 


Vinos del Marqués es uno de los representantes más importantes de las cosechas queretanas. Agenda una degustación de vinos, quesos, ate y panes. Todo es una delicia.

 


Otro de los tesoros queretanos en la Hacienda Atongo. Sus arcos, jardines y espacios tan variados la convierten en una de las favoritas para bodas.

Ahí pasamos la segunda noche, las habitaciones son amplísimas y muy confortables. ¡Se van a enamorar del baño con tina!

Pregunten por la capilla y por la cava. Están de ensueño.

 

 


La Hacienda Casa el Molino es un lugar muy especial. En su corazón, hay un patio que custodia las habitaciones y el ambiente es muy acogedor.

Sus jardines son imponentes. Cuenta con un espacio techado y moderno, en comunión con la construcción original.

Y claro está, el molino, único de su tipo den nuestro continente, es ideal para las fotos de los novios.

 

 


Puerta del Lobo ofrece tantos espacios, que te resultará difícil decidirte por uno. Es más, vale la pena pasar un día entero disfrutando de los espacios.

Aquí, la gastronomía se lleva las palmas y el mirador, a lo alto, les permitirá gozar de una vista privilegiada.

Hagan su propio vino, con todo y etiqueta personalizada.

La propiedad tiene un hotel boutique para que disfrutes con los más allegados.

 

También en esta edición

Compartir