nupcias
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Lunas de Miel

Un tesoro de paz a los pies del Tepozteco

Los lugares que nos aportan calma y nos permiten respirar profundamente están, hoy, más valorados que nunca. Descubrimos uno muy cerca de la ciudad de México y además, a los pies del Tepozteco.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Luego de un viaje rápido por carretera desde la CDMX llegamos a Tepoztlán. Recorridos sus caprichosas calles empedradas y, mientras avanzábamos, nos acercábamos más y más al famoso cerro que corona esta zona mágica del país. Se abrió el portón y estábamos ¨en casa¨. Amomoxtli es un hotel que te invita a desconectar de lo cotidiano, hacer una pausa y encontrar un poco de paz.

De inmediato busqué, con la mirada, la famosa alberca. ¡Es tan fotogénica! Su belleza rebasó mis expectativas y sin duda, fue uno de mis spots favoritos del hotel.


Las habitaciones de Amomoxtli son amplias, luminosas y ¡modernas! Al menos así era mi suite, frente a la alberca y con una entrada cuya chimenea está encendida cada noche. Aquí pueden pasar horas de mucho romanticismo y también, arrancar cada mañana. En una canasta hecha por artesanos locales, encontrarán, al amanecer, el té o café de su preferencia con panes recién horneados.


La cocina en Amomoxtli se lleva sus propias palmas. El restaurante Mesa de Origen prepara delicias cuya inspiración, sin duda, es la cocina mexicana. Prueben de todo un poco, ¡les encantará! Desde una ensalada hasta un platillo más elaborado, todo es exquisito. ¡Y deben dejar espacio para los postres! Nuestros favoritos fueron el helado de mazapán y el tamal de chocolate.


En un lugar tan místico como Tepoztlán, no podía faltar un spa a la altura.

Además del temazcal, el spa de Amomoxtli ofrece masajes (también para dos) en cabinas que se funden con la naturaleza.

Y por si fuera poco, el spa ¨sale¨ a los jardines espectaculares de la propiedad para clases de meditación y dinámicas con sonoterapia.

 

 


Amomoxtli resulta ser una buena idea para una escapada amorosa, ir sola, pasar unos días de luna de miel e incluso, una despedida de soltera holística.

Se trata de un tesoro con ¨asiento¨ de primera fila al Tepozteco, rica comida, buen ambiente, contacto directo con la naturaleza y mucha, mucha paz.

También en esta edición

Compartir