nupcias
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Bodas de destino

Una nueva puerta hacia el Caribe

La oferta hotelera en México sigue creciendo y hace apenas unas semanas, fuimos testigos de la inauguración del Hilton Cancún, un todo incluido con instalaciones de ensueño.

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

¿Qué será lo que tiene el mar que nos enamora?

Además de su belleza infinita y abanico de azules profundos, la playa es sinónimo de alegría, festividad y claro está, bodas memorables.

Hace algunas semanas Cancún estrenó un resort muy especial: un Hilton todo incluido con instalaciones y servicios de lujo. Fuimos de los primeros huéspedes en probar sus mieles, así que les contamos nuestra experiencia en esta ventana que mira derechito al Caribe.

Lo primero que llamó nuestra atención fue el largo camino de manglares que custodia el terreno donde se levanta esta propiedad. Eso, claro está, lo convierte en un hotel privado, con una playa privilegiada y repleta de encanto.

Una vez en el lobby, los estímulos son un regocijo: largas cortinas de madera con formas marinas, amplísimos butacones, un bar y una vista al mar que indica la meta alcanzada. ¡Hemos llegado al paraíso!

Nos asignaron las suites y la llave es una pulsera coqueta y cómoda, que me asegura no perderé el dichoso y tradicional plástico durante mi estancia.


Mi habitación es una de las 715 que presume este nuevo hotel de Hilton, diseñadas por HBA San Francisco e inspiradas en la artesanía local. Es amplia y cómoda. Corro a mi balcón, lo abro de par en par y me dejo llevar por el vaivén de las olas en su hipnótico andar. Sin duda, estoy mi hábitat.

Algunas suites son aún más grandes: tienen sala y comedor, piscina y jacuzzi. Suena como al refugio ideal para los lunamieleros ¡y lo es!


Los espacios que ha dispuesto el Hilton Cancún para hacer eventos, no tienen comparación. Además de los jardines, área de albercas y playa, los salones son imponentes (desde las escaleras hasta cada detalle). Suman 6 mil metros cuadrados en conjunto y son versátiles para cualquier tipo de celebración.

Por cierto, los espacios para eventos se compartirán con Waldorf Astoria Cancun, el resort de lujo vecino próximo a inaugurarse, que contará con jardines al aire libre y terrazas, entre otras sorpresas.


Una de las cosas que más disfruté durante mi estancia en el nuevo Hilton fue, sin duda, la comida. En efecto, ¡adiós dieta! Y es que con sus 12 ofertas gastronómicas, es muy difícil no caer en las tentaciones.

La Luce, italiano, fue mi favorito. No se pierdan las pizzas hechas al momento en el horno de leña y su amplísima variedad de quesos, espumosos y postres.

Destacan también Maxal, de comida mexicana y Auma un restaurante a fuego abierto, ofrece cortes de primera calidad.

Por cierto, pasando la fantástica alberca para niños, hay una heladería y churrería a la que tienes que ir. Y sí, ¡también está incluida!


Si estás buscando un lugar para hacer la boda, una despedida de soltera, un viaje de enamorados o la luna de miel, ten en mente esta propiedad. ¡Te sorprenderá!

También en esta edición

Compartir